Violencia de los 70: la verdad no está tan lejos

292
Compartir

POR HÉCTOR LEIS POLITOLOGO Y DOCTOR EN FILOSOFÍA. AUTOR DE “UN TESTAMENTO DE LOS AÑOS 70. TERRORISMO, POLÍTICA Y VERDAD EN LA ARGENTINA” (KATZ EDITORES

Muchas son las personas que me han escrito en los últimos meses, entre ellas numerosos familiares de militares (víctimas o condenados) que me dicen que ellos tienen cómo contribuir a la memoria de los 70 con una autocrítica pero que no saben dónde, ni cómo hacerla. Nadie los quiere escuchar o publicar.
Como prueba de lo que digo transcribo una carta recibida recientemente, entre muchas:“Estimado Dr. Leis, Mi marido está preso hace seis años y condenado a prisión perpetua. Leí con mucha atención sus artículos. Y cuando llegó a mis manos la nota sobre la semana que compartieron Graciela Fernández Meijide y Ud. con el periodista Pablo Avelluto, instantáneamente pensé: “Acá falta una pata de la mesa, alguien de nosotros”. Le aseguro que sobra voluntad de colaboración en dilucidar todo este entramado de los últimos 35 años de nuestro país. Pero desgraciadamente estamos rodeados de un cerco mediático muy difícil de saltar. Me cuesta mucho que se publique una carta de lectores o que lean algo en la radio. Somos “mala palabra”. Le aseguro Dr. Leis que hay autocrítica. Pero es muy difícil para nosotros acceder a los medios …
Las generalidades son odiosas. Y como en todos los ámbitos hay de todo un poco. Existen aún los que se consideran salvadores de la Patria. Y están los otros que siendo muy jóvenes, en un contexto complicado, salieron a matar o morir. Si escuchara la ampliación de indagatoria de mi esposo en su juicio, quizás se sorprendería. Lo que significó el desprecio de Menéndez y de Videla. Algunos se siguen sintiendo mejores, superiores. Gracias a Dios son minoría.
No soy la persona más objetiva, lo reconozco. Hablo con todos. No juzgo. Trato de comprender para que me comprendan. Un golpe fuerte para mí fue leer a Oscar del Barco y su libro “No matarás” o conversar con Norma Morandini. Compartí seis meses de mi vida en el juicio de mi esposo, sentada al lado de Martín Fresneda, en ese momento querellante por la agrupación HIJOS. Siempre nos tratamos con respeto. ¿Qué puedo recriminarle a un joven que tiene desaparecidos a sus dos padres? Hablamos mucho. Dr. Leis, algo está cambiando. Lo percibo. Pero no encuentro el final. El futuro es incierto. No quiero más odios, no quiero que mis hijos tengan sentimientos de revancha. Quiero recuperar nuestra vida. No hablo de reconciliación, hablo de convivir. Atentamente, Gabriela Parodi” Considero una perversidad ingenua pensar que la memoria actual de los años 70 pueda permanecer como está.
Las grandes naciones se construyen sobre la verdad, nunca sobre chivos expiatorios. En la Argentina todos somos culpables, algunos menos otros más, pero nadie puede tirar la primera piedra. Hoy la verdad sobre los 70 es posible, el dolor ha ablandado las mentes y podemos dejar a nuestros corazones que hablen. Escuchémonos sin resentimiento, para que así cada uno pueda revisar su pasado con sabiduría y prudencia.
Gabriela es la dignisima esposa del PP Gustavo Alsina
Fuente: Clarín
Print Friendly, PDF & Email

Comments