Greenpeace se peleó con Urtubey y protestó en el atrio de la Catedral

268
Compartir

Monseñor Bernacky les  recomendó que para  protestar contra el  gobernador “vayan a la  Casa de Gobierno”.

Un cartel amarillo de enormes dimensiones. El mensaje: “Urtubey:  desmontar es pecado”. ¿Dónde? Frente a la Catedral, en plena vereda del  santuario de nuestros santos patronos.  Esta escena se pudo ver ayer a la mañana y se completó con la intervención de la policía, que retiró a los activistas de Greenpeace, quienes de esa  manera protestaban contra el desmonte en Salta. A los ocho ambientalistas que participaban de la protesta se  los demoró en la seccional Primera y  se les labró una contravención, aunque no fueron detenidos, como se informó en varios medios de prensa locales.

Desde la Catedral Basílica de Salta,  monseñor Dante Bernacky se mostró  muy enojado y, en diálogo con El  Tribuno, expresó: “No seamos tan  ingenuos. Greenpeace es una organización internacional que tiene intereses económicos y políticos, que no son  nada ingenuos”. Y agregó luego: “No  critico el derecho a manifestarse de esta organización, pero sí me pareció  absolutamente inadecuado que esta  protesta se haga en el ámbito del santuario del Señor y la Virgen del Milagro, en vísperas de la entronización de  las imágenes y en el marco de una  campaña política, en tanto que en el  cartel se apuntaba directamente al gobernador de la Provincia”.

Los activistas llegaron en vehículo a  la Catedral y en pocos minutos erigieron la estructura que soportaba el cartel. Algunos de ellos se subieron a esa  estructura de más de siete metros,  mientras que otros repartían volantes  a los transeúntes. Inmediatamente comenzó el revuelo y no pasó demasiado tiempo hasta que los efectivos policiales llegaron al lugar para comunicarles a los ambientalistas que su  accionar era inapropiado y debían retirarse. “No es un delito lo que hicieron, no se los detuvo. Sí debieron  prestar declaración indagatoria y se les  secuestraron los elementos con los  que se manifestaban”, dijo el comisario Bernardino Colque, jefe de la seccional Primera de la policía.

“¿Por qué en la Catedral?”, preguntaron desde varios medios a los activistas de Greenpeace. El argumento:  “Porque consideramos que desmontar es pecado”, respondieron.

“Ese es un argumento muy traído de  los pelos. Son gente de afuera que terminan pasando por encima de los salteños”, retrucó Bernacky.

Dante Bernacky fue categórico: “No  nos entienden (los activistas) a nosotros como salteños, no entienden que  el lugar que ellos han ocupado frente a  las imágenes de nuestros santos patronos es un lugar sagrado y que marca la  esencia de la historia de la fe salteña.  No hay derecho de hacer propaganda  netamente política utilizando el atrio  de la Catedral Basílica”, declaró. “Si la  manifestación es contra el gobernador, que vayan a la Casa de Gobierno  o al lugar en el que vive el gobernador,  no a este santuario”, agregó. El vicario  reiteró que no está en contra de las  manifestaciones y opinó respecto a los  desmontes: “Hay ausencia del Estado  en el control de los desmontes”.

Hernán Giardini, de Greenpeace, en  diálogo con El Tribuno, aseguró que  seguirán las manifestaciones hasta  tanto el gobernador Juan Manuel Urtubey no ponga en práctica políticas  acordes con la ley de bosques. “Nadie  se manifestaba en contra de lo que hacíamos, incluso algunas personas nos  aplaudían y felicitaban por este reclamo. Al único que le molestó es al  monseñor, quien debería revisar si está de acuerdo con que se desmonte o no”, expresó

 

Fuente: El Tribuno

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments