Inicio Económico ¿”Mano de Piedra” financiera?: bancos endurecen préstamos y ahora piden “garantías”

¿”Mano de Piedra” financiera?: bancos endurecen préstamos y ahora piden “garantías”

Compartir

bancoLa incertidumbre emerge en torno a la economía argentina durante los próximos meses, sumada al temor de nuevas medidas que ataquen al sistema financiero, por lo que durante los próximos meses empezarán a retacear las líneas que dan a sola firma

La orden llegó, dentro de algunos bancos privados, desde las áreas de riesgo a las comerciales: convencidos de que el escenario que viene será más difícil para las empresas que el actual, los oficiales de cuenta debieron ponerse en estos meses más restrictivos al otorgar los préstamos que dan a sus clientes y empezar a exigir ahora mayores garantías para evitar caer en los altos costos de la incobrabilidad.

Los banqueros decidieron durante el último trimestre empezar a reducir no menos del 10% los altos niveles de exposición que tenían sobre las llamadas “líneas clean” que asignan a las empresas para financiar su capital de trabajo. Son, concretamente, aquellos créditos que suelen dar en pesos instantáneamente, a sola firma, y sobre la base de los ingresos ya declarados (o inferidos) de los beneficiarios.

El mandato de muchas áreas de riesgo fue iniciar ahora el proceso de “clean up”, mediante el cual los ejecutivos deben evitar renovar y salir a rescatar aquellos activos sin garantía que otorgaron en el pasado (o, lo mismo: reducir la exposición clean), explica Ámbito Financiero.

Sucede que las entidades no sólo se asustan en estos días con el crecimiento que reflejó la morosidad en algunos segmentos, y con el mayor nivel de cheques rechazados que empezaron a percibir en algunos clientes puntuales, sino también con la incertidumbre que dicen estar percibiendo (puertas adentro) sobre la marcha de la economía local hacia fin de año.

Con esta nueva política de gestión, dicen, evitan quedar expuestas a un eventual impago de las líneas que vuelcan sobre el segmento corporativo. Los bancos prefieren ahora reemplazar estos créditos con líneas garantizadas, en las que incluyen una “prenda” sobre algún activo, como un plazo fijo en pesos, un depósito en dólares, hipotecas o prendas con fácil mercado secundario o con posibilidad de reventa.

El otorgamiento de estos préstamos con mayores garantías y condiciones más estrictas los ayuda a atenuar el riesgo y les impide asumir en el futuro los costosos “cargos de incobrabilidad”. Esto porque, de acuerdo con la regulación actual, los bancos deben hacer previsiones por aquellos créditos que muestran algún grado de incumplimiento o hasta pasar a pérdida el monto de aquellas líneas que consideran incobrables, consigna el matutino.

El sector financiero debió pasar a pérdida unos $728 millones en sus balances de mayo pasado por “cargos de incobrabilidad”, y acumuló por este solo concepto una caída de $3.275 millones en los primeros cinco meses del año (un tercio del resultado total percibido en lo que va del año).

Los cheques son, en este contexto, otra buena alternativa para atenuar el riesgo.

En éstos, el costo “reputacional” que deben afrontar las compañías por incumplir con un pago suele reflejarse inmediatamente en el sistema financiero, mientras que, en los préstamos a sola firma, los impagos pueden tardar entre 60 o 90 días hasta reflejarse en el Veraz. El cheque, si bien es más engorroso operativamente, llega a las entidades con una cadena de endosos que involucra a más de una persona jurídica y hace más fácil la cobranza.

Fuente: iProfesional

Print Friendly, PDF & Email
Compartir