Ante las bajas temperaturas reinantes y la extensión, durante los próximos meses, de las jornadas con mucho frío, la Unidad Departamental Regional San Martín, de la Policía de la Provincia de Córdoba, recomendó a la población tener precaución al usar elementos que generen monóxido de carbono, a fin de evitar consecuencias graves.
Al respecto, dio a conocer las siguientes medidas que la población deberá tener en cuenta a la hora de adaptar la temperatura en los distintos ambientes de viviendas y locales de concurrencia y permanencia de personas:
La instalación domiciliaria o industrial de artefactos de combustión a gas debe ser ejecutada por un profesional matriculado en la materia y contar con la aprobación del Ente Regulador de Gas (Enargas).
Asimismo, cuando se utilicen artefactos de combustión a base de sólidos (hogares, salamandras y braseros), al igual que artefactos que usen líquidos inflamables (estufas o calentadores a querosén), se deberán extremar recaudos de seguridad a efectos de lograr una adecuada evacuación al exterior de los gases de la combustión.
Por otro lado, la Policía apuntó que, cuando se utilicen artefactos de calefacción en el interior de un inmueble se debe asegurar una adecuada ventilación que permita renovar el oxígeno.
A renglón seguido, se solicitó no instalar en dormitorios o pasillos cercanos, artefactos de calefacción que no sean del tipo tiro balanceado.
Además, se explicó que para garantizar el buen funcionamiento de los artefactos de llama abierta (cocina, calefones, calentadores, termotanques, etcétera), deberán efectuarse revisiones y mantenimientos periódicos a cargo de personal debidamente matriculado.
Asimismo, la Policía señaló que cuando se efectúen trabajos de albañilería o refacción de conductos de tiraje de gases de combustión, deberá controlarse que una vez concluidos los mismos, no queden restos de material (argamasa, cemento, ladrillos y otros) que obturen los conductos.
Asimismo, se aconsejó verificar la correcta instalación de rejillas de ventilación como así también la limpieza y evitar obstruir las mismas con papeles, cintas y/o muebles.
El diseño y escape de monóxido al exterior en edificios de vivienda colectiva o propiedad horizontal que cuenten con conductores-colectores comunes para el desalojo de gases de combustión, deberá ser controlado por personal matriculado según lo exigido por Energas.
La Unidad Departamental también exhortó a evitar la permanencia prolongada en locales cerrados cuando se encuentren encendidos motores a explosión (vehículos, grupos generadores, motobombas y otros).
Por otro lado, se pidió asegurar que en cada lugar de trabajo donde se realicen procesos que demanden el uso de artefactos de combustión, se controle en el ambiente el nivel de concentración permitido de monóxido de carbono, conforme a lo establecido en la Ley Nacional 19.587 de Higiene y Seguridad en el Trabajo y su DR 351/79, tal como se estipula en el artículo 61, del Capítulo 9 del Anexo III.
Finalmente, la Policía requirió a la población que ante un escape o pérdida de gas, resulta prioritario ventilar, cerrar la llave del artefacto y no encender ni apagar luces.

Fuente: http://www.eldiariocba.com.ar/