Denuncian abusos en un jardín de infantes de Belgrano: hay siete docentes acusadas

604
Compartir

Los padres de dos nenas presentaron la denuncia por abuso sexual doblemente agravado en abril. Aseguran que las niñas eran sorteadas y llevadas a otra habitación, donde eran abusadas y fotografiadas por docentes, en complicidad con un hombre que realiza tareas de ordenanza.

Los padres de dos niñas que concurrían al jardín de infantes N° 2 Athos Palma, en el barrio de Belgrano, denunciaron por abuso sexual doblemente ultrajante y doblemente agravado a siete docentes del establecimiento.

La denuncia fue radicada el 11 de abril pasado y fue confirmada por el abogado de las dos familias que fueron a la Justicia, Joaquín Olivera Costa, quien contó que los hechos denunciados ocurrían en la Sala Naranja y Turquesa del establecimiento ubicado en Sucre al 200.

“La denuncia es contra siete personas, seis de ellas docentes y un hombre que realiza tareas de ordenanza. El juez sólo imputó a dos personas, no a las restantes, por abuso deshonesto. Pero para nosotros es abuso sexual doblemente ultrajante, doblemente agravado por los dichos de los padres”, detalló el abogado, quien reclamó mayor celeridad en las diligencias al magistrado.

Según el relato de las niñas, las maestras realizaban un sorteo y el niño que resultaba elegido era llevado a una habitación contigua “donde era vestido de distintas maneras y aparentemente abusado sexualmente y fotografiado con la complicidad de más de tres personas”.

“Una de las nenas cuenta cómo una docente la ataba, otra jugaba con un títere, y otra la fotografiaba desnuda”, señaló el abogado, quien agregó que las niñas están bajo tratamiento psicológico con especialistas de la UBA.

El letrado explicó que las familias también realizaron una denuncia ante el Ministerio de Educación para que intervenga en el establecimiento pero que, hasta el momento,las docentes siguen trabajando con normalidad y el jardín “está abierto”.

Valeria, la madre de una de las nenas, relató en declaraciones televisivas que su hija fue golpeada y abusada y que ahora “no quiere ni ir sola al baño”. “Mi hija fue golpeada, abusada, tiene tres años, es una bebé”, dijo profundamente conmovida la madre, que se presentó ante la justicia para denunciar la situación.

La mujer contó que cuando su hija comenzó a tener conductas extrañas y agresivas consultó en la escuela y la directora y la vicedirectora le aseguraron que todo “era una fantasía de la nena”.

“Mi hija nombra a todos los nenes que eran abusados, nombra a Agustín, Tomás, María del Pilar y nombra a varias maestras que eran las que le sacaban fotos, les pegaban, les tiraban de los pelos. También contó que un señor ajeno al jardín le pasó la lengua por el cuello y que la señorita le daba fotos de ella”, contó.

Valeria aseguró que su hija “ve alguien con un guardapolvo y tiembla, ve una maestra y llora”. También pidió a la Justicia que actúe: “Hace más de un mes que hice la denuncia, la nena describió un montón de cosas y el juez no hizo nada y las maestras siguen trabajando normalmente”.

Por su parte, una madre salió en defensa de las maestras y dijo: “Quiero que prueben lo que están diciendo”.

“Hay chicos acá que tienen que pasar por todo esto, con la Policía que ronda. Quiero que demuestren las barbaridades que se dicen.¿Saben qué pasa? El garrón se lo está comiendo la pobre maestra porque se dijeron cosas, pavadas, de un montón de maestras. De alguna manera se las rebuscaron para poder llegar a esto”, dijo la mujer.

“Yo digo que hace un montón de años que mando a los chicos acá, tengo un nene de 8 y otro de 11 que pasaron por acá y ahora tengo otro nene. No estoy de acuerdo con que separen del cargo a nadie hasta que no se compruebe. No tengo nada que hablar con mi shijos. Lo veo a mi nene como sale, como se comporta”, amplió.

Fuente: Online-911

Print Friendly, PDF & Email

Comments