Inicio Política De la Sota pasó a retiro a subcomisario por detener a dos...

De la Sota pasó a retiro a subcomisario por detener a dos periodistas

Compartir

La agresión ocurrió en Córdoba cuando el personal de prensa intentó realizar una cobertura por un desalojo en una toma de tierras. El gobernador se solidarizó a través de las redes sociales. Fuerte repudio de FOPEA

Un equipo periodístico del matutino cordobés Día a Día, integrado por un periodista, un fotógrafo y un chofer, sufrió este miércoles apremios ilegales por parte de personal policial, cuando este interrumpió su labor y los demoraron en una comisaría. Tras conocerse el hecho, el gobernador José Manuel de la Sota se solidarizó con los trabajadores y desde la cartera de seguridad pasaron a retiro al responsable del operativo.

“Al móvil se van los dos. Llevalos, llevalos”, ordenó el policía cordobés. El fotógrafo defendió su derecho a informar sin restricciones: “Estoy trabajando, no podes coartar nuestro trabajo”. Pero el oficial no entró en razones y siguió con su arremetida autoritaria: “Ya te van a explicar en la Unidad Judicial los delitos que cometiste”.

Estos sucesos se produjeron en el marco de la cobertura de una toma de tierras, en el barrio Los Fresnos, en la zona este de la capital. Unas 260 familias habían ocupado ilegalmente desde hace dos meses un predio y reclamaban que los dueños lo lotearan para poder construir sus casas.

Allí, el periodista Juan Pablo Martínez, el fotógrafo Nicolás Bravo y el chofer Marcos Filippes intentaron hacer su trabajo y terminaron demorados tres horas en la dependencia policial de la zona, tras ser acusados por el subcomisario Sergio Dávila de haber estimulado a los vecinos a actuar.

“Al parecer, el policía se molestó porque nuestros periodistas tomaban fotos. Repentinamente, los uniformados inmovilizaron a todos los integrantes equipo y subieron a Martínez y Bravo en un móvil, y a Filippes en otro. El chofer fue liberado de inmediato, pero los dos periodistas fueron trasladados a una comisaría del sector, desde donde acaban de ser dejados en libertad”, narra la crónica de El Día.

En la redacción elevaron la denuncia al jefe de Policía, Ramón Frías, y al ministro de Seguridad provincial, Alejo Paredes, quienes aseguraron iban a solucionar de “inmediato la situación”.

Minutos más tarde, el titular de la cartera de seguridad lamentó la situación a los periodistas que elevaron la queja. “Lo vamos a esclarecer absolutamente, y voy a poner esto a consideración del Tribunal de Conducta Policial”, dijo .

El hecho tomó tal relevancia que el propio De la Sota expresó su solidaridad por Twitter y preocupación por lo sucedido. Paredes, por su parte, repudió el mal desempeño de los efectivos e intentó despegar al Gobierno: “El comportamiento de este policía nada tiene que ver con la línea de acción de la fuerza policial ni con la forma en que ésta entiende las libertades inherentes a la labor periodística”.

En una carta enviada al ministro de Seguridad de Córdoba, el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) señaló: “Nos dirigimos a Usted para manifestar nuestro repudio y nuestra preocupación por la interrupción de la labor periodística que realizaban dos colegas del diario Día a Día durante la ocupación de un terreno por parte de vecinos en barrio Los Fresnos de Córdoba capital”.

La diputada cordobesa Liliana Olivero, del Frente de Izquierda, repudió “enérgicamente la detención de los trabajadores de prensa, porque se está violando el derecho a la información”. Y aprovechó para denostar la política de seguridad provincial y nacional: “en Córdoba el nefasto Código de Faltas es utilizado por De la Sota igual para reprimir la protesta social, al igual que lo hace el kirchnerismo con la Ley Antiterrorista”.

Fuente: InfoBAE.com

Print Friendly, PDF & Email