Tamberos divididos y dominados

200
Compartir

A la hora de negociar con las industrias volvió a primar el posicionamiento político de las cámaras de Santa Fe y Córdoba, que desarmaron los bloqueos con un acuerdo que perjudicaría a los productores a partir de la primavera.
“No se resolvió nada. En 60 días se está cortando la cadena de pagos”, presagia con amargura un tambero de la zona de Suardi, en referencia a lo acontecido en una de las semanas más agitadas para la lechería provincial y nacional. El dato cuenta con un agravante: en tres días se tiraron en la zona más de un millón de litros de leche, que multiplicados por $1.50 asciende a una alarmante cifra de $ 1.500.000 que se perdieron irremediablemente y dejan de entrar en el circuito económico de la región. Si a este número se le agrega lo ocurrido en toda la cuenca, la cifra puede ser desesperante.
Los bloqueos a las industrias lácteas -en reclamo de un precio justo para los productores- se desactivaron en las primeras horas del viernes, tras cuatro día de vigilia frente a las usinas. Fue luego de una accidentada reunión en Rosario entre representantes de los tamberos, industriales del CIL y Apymel, más funcionarios provinciales y el Subsecretario de Lechería de la Nación, Arturo Videla.
Ante la estéril mirada de los estados provinciales (estuvieron también Entre Ríos y Córdoba) y nacional, las partes no sólo no se pusieron de acuerdo sino que los dirigentes tamberos que responden al gobierno kirchnerista se cortaron solos y firmaron un acta preacuerdo en la que los industriales se comprometerían a mantener el precio de la leche de mayo para el resto del año. Antes protagonizaron escenas violentas, expulsando a dirigentes de la Mesa Nacional de Productores Lecheros como Máximo Russ, Julio Aimar y Manuel Ocampo.
¿Una baja?
El titular de la Mesa de Productores de Leche de Santa Fe, Oscar Poi, y su par de Córdoba, Pablo D’Angelo, rubricaron un texto que ni siquiera garantiza el sostenimiento del precio. “Los representantes de la Producción acuerdan el mantenimiento de los precios de los sólidos pagados en Mayo de 2012 hasta fin de año expresados como precio mínimo, por parte de las empresas que se encuentren en condiciones de hacerlo y las restantes, en la medida que se les facilite la gestión financiera por parte de los estados Provinciales y Nacionales”, dice el párrafo central. ¿Quien determinará qué empresa puede pagar el precio indicado y cual no? ¿Por qué los dirigentes que horas antes bloqueaban industrias pidiendo recomposición del precio se contentaron con el mismo valor que los irritó hasta tomar esas medidas? ¿Luego de haber sido engañados con un falso acuerdo de suba del 7% en marzo, que les hace pensar que esta vez la industria cumplirá?
Para el presidente de la Sociedad Rural de Las Colonias, Gustavo Vionnet, se avaló un recorte. “Asistimos a una baja encubierta -denunció- en el precio de la leche, porque se fijó en sólidos y se sabe que en septiembre el contenido de sólidos baja y entonces el precio por litro va a bajar entre 6 y 8%”.
Sin solución
El encuentro en Rosario se inició a las 20 horas y se extendió hasta las 3 de la mañana. Tras el desconcertante desenlace, los dirigentes santafesinos convocaron a una asamblea a las 10.30 en la Rural de Rafaela. Ante unos 100 asistentes, y con los bloqueos ya desactivados, dirigentes de Federación Agraria, Carsfe y Fecet explicaron lo ocurrido en la madrugada y pusieron el resultado a consideración de los productores.
“Los gobiernos no tenían herramientas económicas para acercar las posiciones”, comentó Vionnet, y agregó que les dijeron a los productores que “mientras seguíamos negociando, dos instituciones salieron a firmar un acuerdo con la industria por precios en baja, lo cual nos puso muy mal”.
De tal modo la asamblea decidió “seguir en conflicto” pero no con la modalidad utilizada hasta el momento sino que “se irán evaluando en el momento necesario”.
El titular de la rural de Las Colonias insistió en que “el problema no se resolvió”, porque el productor va a cobrar $1.48/1.50 por litro un par de meses mientras trabaja con un costo de $1.70. “Nos daría vergüenza firmar un acuerdo así”, aseguró.
Vionnet relató que, ante la insuficiente oferta de la industria, le pidieron al Estado Nacional “hacer un acercamiento de 15 centavos por litro de tal manera de arrimar a la posición de perder menos”. Y la respuesta fue que “no están autorizados a aportar fondos para la resolución de un problema coyuntural, sino que lo hará cuando se termine un estudio estructural dentro de unos meses”. Así, remarcó, “se deja desprotegidos a todos los productores de leche”.
“No se puede entender -reflexionó el dirigente- que alguien rompa un frente gremial en plena negociación. Anoche se hizo todo lo que no hay que hacer: echaron a dirigentes de la reunión, se pelearon entre ellos y después firmaron antes de un acuerdo; fue una verdadera vergüenza”.
Ante la estéril mirada de los estados provinciales (estuvieron también Entre Ríos y Córdoba) y nacional, las partes no sólo no se pusieron de acuerdo sino que los dirigentes tamberos que responden al gobierno kirchnerista se cortaron solos
Los puntos del Acta de Preacuerdo
El documento lleva la firma de Pablo D‘Angelo (Caprolec), Oscar Poi (Meprolsafe), Pablo Villano (Apymel), Miguel Paulón (CIL), Arturo Videla (Minagri) y tiene los siguientes puntos centrales:
-mantenimiento de los precios de los sólidos pagados en Mayo de 2012 hasta fin de año expresados como precio mínimo , por parte de las empresas que se encuentren en condiciones de hacerlo
-compromiso del estado Nacional de gestionar fondos que se darán como anticipo a la producción
-en no más de 60 días tener finalizado un estudio de la competitividad de la cadena Láctea
-compromiso de las partes de desdoblar volumen y precio del mercado interno y externo
-el sector industrial se compromete a no realizar ninguna represalia comercial y a retirar toda denuncia a aquellos productores asociados que han participado de los bloqueos
-el preacta acuerdo será refrendada el día martes 14 de agosto de 2012, en el ámbito del Ministerio de Agricultura
Buscando un cambio para sobrevivir
Sobre el final de la asamblea de ayer en Rafaela, en la que se informó lo acontecido el jueves a la noche en Rosario, se dijo que el sistema actual de comercialización “va a terminar matando a todos los productores de leche”. Estimaron que la tendencia es que las industrias lácteas, para tener leche, deberán tener muchos tambos propios. “La manera de defendernos que nos queda -indicó Gustavo Vionnet-, ya que la política no nos defiende, es pensar en cambiar los esquemas de comercialización para equiparar los poderes de negociación de la industria”. El dirigente recordó que el 70% de la leche la tienen 20 industrias “que se ponen de acuerdo”, razón por la cual “cuando se concentra la demanda lo que corresponde es concentrar la oferta”. Por eso anunció que trabajaran entre las rurales para comenzar a armar un sistema “que unifique la comercialización de muchos millones de litros de muchos productores, porque hasta ahora lo que hacemos es vender y entregarnos de a uno mansamente”.
ellitoral.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments