Como Moyano, Caló tampoco cree en los números del INDEC

512
Compartir

El dirigente metalúrgico Antonio Caló afirmó hoy que «no» le cree al INDEC, y vaticinó para este año una inflación de alrededor de «23, 24 por ciento», para coincidir así con el titular de la denominada CGT Azopardo, Hugo Moyano, quien días atrás adelantó que creará su «propio» organismo para medir el índice de precios.

Caló, además, aseguró que «está firme» su candidatura para conducir el sector antimoyanista de la CGT, cercano al gobierno nacional, y que cuenta con el respaldo de dirigentes como Omar Viviani (Peones de taxis), Héctor Daer (Sanidad), Ricardo Pignanelli (SMATA) y Omar Suárez (obreros marítimos, SOMU).

«Voy a ser franco conmigo, nunca le creí al INDEC, no le creo a este INDEC pero tampoco le creí al INDEC cuando estaba la 1050 (circular del Banco Central durante la última dictadura) y por la inflación se quedaban con la casa de los trabajadores. No le creo a esta, pero a aquella tampoco, no le creí nunca al INDEC», remarcó el sindicalista en declaraciones a Radio 10.

El titular de la UOM aseguró, además, que la inflación para este año rondará «el 23, 24 por ciento», dos veces y medio más que la pauta de 9,2 por ciento prevista en el Presupuesto 2012.

Los metalúrgicos consiguieron en paritarias un aumento «del 23 por ciento todo junto a partir del 1 de abril». «Al menos en los primeros seis meses le ganamos a la inflación. Conseguir (el aumento) todo junto es un logro», subrayó.

«Tengo acá en la UOM una oficina de estadísticas, y nosotros vamos al poder adquisitivo, no sacamos porcentajes. Después, cuando pedimos el aumento, estamos en 23, 24 por ciento, por ahí va a rondar la inflación» este año, añadió el dirigente gremial.

De cara al congreso que el sector antimoyanista celebrará el 3 de octubre para elegir un secretario general, el titular de la UOM habló de sí mismo en tercera persona y afirmó: «La candidatura de Caló está firme, los muchachos me dijeron que no había problemas. Yo estoy tranquilo, y si hay otro muchacho…aunque no creo, hasta altura del campeonato».

Cuando se le mencionaron los nombres de Viviani, Daer, Pignanelli y Suárez, Caló aseguró: «Esos muchachos van a apoyar mi candidatura, me lo dijeron en privado».

Ante la fractura de la principal central obrera del país, Caló aseguró que «no» habló «con los compañeros que están en la otra CGT. Ojalá que algún día nos sentemos todos a la misma mesa y podamos llegar a una CGT única. Pero por ahora el partido está así, y la cancha está así, embarrada, así que ahora hay que jugar con los tapones altos, después veremos».

«Los problemas de los trabajadores son iguales para todos, camioneros, metalúrgicos, del plástico, lo de las asignaciones familiares, el impuesto a las ganancias. A veces hay diferencias entre los dirigentes gremiales que no nos ponemos de acuerdo y traen esta fractura, ojalá momentáneamente», describió.

El 16 de julio último, la presidenta Cristina Fernández reunió en la Casa Rosada a los gremios enfrentados a Moyano, ocasión en la que Caló estuvo ausente.

Al respecto, el dirigente justificó que no fue porque estaba de «vacaciones».

«Las tenía previstas hace mucho, y las tenía que tomar. Soy un ser humano y tengo mis tiempos como cualquiera, y pongo a la familia por sobre todas las cosas», añadió.

Sobre ese encuentro, contó que sus pares le revelaron que se trató de una «reunión amena, que la señora (por la Presidenta) les dedicó dos horas y media. Los compañeros le explicaron los problemas que tenemos» y se los «derivó para que empecemos a trabajar con los ministros para ver cómo vamos a poder solucionar» cuestiones vinculadas al monto mínimo no imponible para el pago de Ganancias, y las asignaciones familiares, entre otras.

diariohoy.net

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments