Hay yerba, pero se limita la compra

209
Compartir

Tras el desabastecimiento. Todavía existen desfases en la cadena productiva, que podrían elevar más los precios en las góndolas.
Atrás quedaron las tensiones y el memorable insulto de Guillermo Moreno, que llegó a llamar «polacos pelotudos y pata sucia» a los productores de yerba mate. Son ya parte del pasado los kilos a 40 pesos y los estantes cubiertos con yerbas extranjeras. Los paquetes volvieron a las góndolas, pero en el filo se mantuvieron los carteles que limitan las compras en los supermercados.

Los cupos comenzaron a imponerse en marzo, cuando una puja de precios trabó el abastecimiento del insumo para la bebida preferida de los argentinos. No obstante, una vez desatado el nudo y sin problemas de stock, los centros de venta parecen haber fijado el racionamiento, como ocurre con el aceite y el azúcar. ¿Qué queda por resolver?

Si bien industriales y funcionarios llegaron a un acuerdo hace unos tres meses, aún existen desfases entre los distintos eslabones de la cadena productiva, donde intervienen distintas dependencias oficiales.

El primer lugar corresponde a los productores, que reclamaban desde hacía largo tiempo una actualización en el precio de la materia prima. Según denunciaban, lo que percibían no alcanzaba para cubrir costos. En marzo, la Secretaría de Agricultura ratificó una suba desde los 90 centavos a $ 1,70 para el kilo de hoja verde, y de $ 3,30 hasta $ 6,90 para la hoja canchada (secada).

Esa recomposición impactó en los costos de la industria, donde la materia prima representa entre el 50 y 70% del costo del producto final, según precisaron en la Federación de Molineros de Yerba (FMY).

Las empresas del sector reclamaron un alza a Moreno, que vela por los precios al consumidor. Mientras tanto, el desabastecimiento se profundizó entre fuegos cruzados. Algunos señalaron como culpable a la industria; otros denunciaron especulaciones en las cadenas de distribución. Las cosas se acomodaron luego de que Moreno permitiera subir el valor del kilo de yerba de $ 12 a $ 15, según el precio promedio. «Esos precios permitieron absorber en forma parcial el incremento [de materia prima], aunque continúa existiendo un desfase entre costos y precios», explicaron en la FMY, donde confían «en que la cadena de valor de la yerba mate se recompondrá, con precios que acompañen los costos, en el mediano plazo».

Luis Prietto, titular del Instituto Nacional de la Yerba Mate, estima que el kilo debería valer entre $ 18 y $ 22. Pero podría quedarse corto en poco tiempo: la zafra terminaría antes de lo previsto por una sequía que elevó la hoja verde a $ 2.
lanacion.com.ar

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments