Los acusados por el crimen de Roxana Núñez se declararon inocentes

335
Compartir

Por el caso de la muerte de Roxana Núñez hay tres personas detenidas quienes estan acusadas por ser coautores de «homicidio simple». El fiscal pidió veinte años de condena, mientras que las defensas solicitaron su absolución.

Los tres acusados por el crimen de Roxana Núñez, desaparecida en marzo de 2009 en la localidad bonaerense de Tristán Suárez y cuyo cuerpo nunca fue encontrado, ratificaron hoy su inocencia en sus «últimas palabras» en el juicio.

Se trata de Juan Carlos Zárate (34), Néstor Javier Leguiza (29) y la pareja de éste, Alejandra Danza (29), quienes en la última audiencia previa al veredicto tuvieron la oportunidad de dirigirse a los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Lomas de Zamora y a los familiares de la víctima, presentes en la sala.

«Más allá del dolor de la familia Núñez, yo soy inocente. La última vez que estuve (en la escena del crimen) estaba viva», dijo Danza, quien de esta manera mantuvo sus dichos del primer día del debate, cuando admitió haber visto a la víctima e incluso haber peleado con ella, pero que luego se retiró junto a Leguiza.

En igual sentido fueron las últimas palabras del propio Leguiza, quien manifestó que podía «jurar» por sus hijos que él y su mujer eran inocentes.

«Puedo jurar por mis hijos que nosotros no la matamos. Cuando me fui, la chica estaba viva», dijo el imputado, y agregó que esperaba que los miembros del Tribunal, Rodolfo Lanza, Guillermo Alejandro Rolón y Fernando Bueno, no juzguen «por los diarios», sino por los elementos surgidos en el debate.

Zárate, en tanto, ratificó sus dichos tanto en la etapa de instrucción de la causa como los vertidos en el juicio, al decir que en un primer momento fue «amenazado para guardar silencio» y que confiaba en la Justicia.

Según manifestó Zárate en esas oportunidades, él no mató a Roxana Núñez, sino que lo hizo Leguiza al golpearla con una escopeta en el pecho, y que fueron éste y su mujer quienes se llevaron el cuerpo en un auto y lo hicieron desaparecer.

De esta manera, rechazó la acusación de la fiscalía de instrucción, que dice que fue él quien hizo desaparecer el cuerpo y quemarlo.

La audiencia de hoy comenzó cerca de las 10, con las réplicas de las partes a los alegatos realizados la semana pasada, en los que tanto el fiscal del juicio, José Luis Michelini, como el representante del particular damnificado, Marcelo Biondi, mantuvieron sus posiciones.

En esos alegatos, Michelini le pidió al Tribunal que condene a 20 años de prisión a los tres acusados del crimen de Núñez como coautores del «homicidio simple» de Roxana.

Por su parte, Biondi pidió que condenen a los acusados a prisión perpetua por «homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas» o, subsidiariamente, que Leguiza y Danza sean condenados como coautores de «homicidio simple» y Zárate por «encubrimiento agravado», tal como llegaron imputados al debate.

A su turno, las respectivas defensas de los imputados solicitaron la absolución por falta de pruebas y el beneficio de la duda.

La audiencia final del juicio quedó fijada para el próximo viernes 13 de julio a las 10, cuando los jueces darán a conocer su veredicto.

Roxana Núñez (28) fue vista por última vez a las 5 del 1 de marzo de 2009, en la puerta de la casa de sus padres, en Natta y Güemes, de Tristán Suárez, partido bonaerense de Ezeiza, donde se realizaba una fiesta de cumpleaños.

El 4 de marzo, la madre de Roxana denunció ante la policía la desaparición de su hija, por lo que se inició una causa por «averiguación de paradero» que quedó a cargo del fiscal Carlos Hassan, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Ezeiza.

En el marco de la investigación se realizaron excavaciones en la casa de sus padres y en terrenos cercanos, se allanaron distintos domicilios, también se especuló que podría ser víctima de una red de trata de personas, aunque todos los operativos arrojaron resultados negativos.

Finalmente, a partir de nuevos elementos de prueba obtenidos durante las investigaciones se cambió la carátula de «averiguación de paradero» por la de «homicidio» y el 3 de agosto de 2010 fueron detenidos Zárate, Leguiza y Lanza.

Fuente: Online-911

Print Friendly, PDF & Email

Comments