Dieron de alta al testigo de Jehová que se negó a recibir transfusión de sangre

182
Compartir

Pablo Albarracini, de 38 años, estaba internado en la clínica Bazterrica tras ser baleado en un asalto.

A siete meses del hecho, ya se encuentra en su casa.

En 45 días se sabrá cuando lo operarán para extraerle la bala que tiene alojada en el cerebro.
Siete semanas después del trágico 4 de mayo en que resultó baleado en un asalto, el testigo de Jehová Pablo Albarracini retornó a su casa. Estaba internado en la clínica Bazterrica y fue dado de alta, luego de que su vida corriera peligro y necesitara una transfusión de sangre a la que se había negado mediante un documento firmado en virtud de su condición de miembro de esa comunidad religiosa.

Albarracín había recibido seis balazos, de los cuales dos quedaron alojados en su cuerpo, uno de ellos en la cabeza. En 45 días confirmarán cuándo será operado para extraer el proyectil que tiene en el cráneo; mientras tanto, se recupera lentamente en su casa, junto a su familia.

Su caso generó un importante debate público cuando su familia comenzó a reclamar que le realizaran la transfusión de sangre, puesto que su vida estaba en peligro. Sin embargo, la situación llegó a la Corte Suprema de la Nación, que respetó la voluntad expresada por este hombre de 38 años a través de un documento escrito.

«Pablo tiene la visión del ojo izquierdo reducida y la mitad del cráneo hundido; se lo reconstruirán con cirugía plástica, pero neurológicamente está perfecto», detalló su padre y agregó: «Mantiene conversaciones y camina bien. Perdió veinte kilos mientras estuvo internado».

Fuente: www.26noticias.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments