General Rodríguez: una maestra fue prendida fuego y está muy grave

232
Compartir

Se trata de Macarena Alba, una joven docente de 33 años. Tiene el 50 por ciento del cuerpo quemado y permanece internada en la Clínica «Buen Pastor» de Ramos Mejía. La habría atacado su pareja en medio de una discusión. Según denuncia la familia de la víctima, el presunto agresor, que está libre, ya la había atacado en otras dos oportunidades. «Tiene la cara destruida, y el pecho y los genitales comprometidos», revela su mamá.

Una mujer resultó quemada en la localidad bonaerense Las Malvinas, en el partido de General Rodríguez luego de mantener una discusión con su pareja, informaron fuentes policiales a Online-911.

Según se supo, el hecho ocurrió el sábado pasado a las 23, cuando la víctima, identificada como Macarena Alba, de 33 años, mantuvo una discusión con su pareja, Matías Soljan, de 32 años, en la casa que ambos comparten junto a sus dos hijos de 4 y 5, en Las Malvinas.

La joven habría sido rociada con un líquido inflamable y prendida fuego por su pareja. En el hecho, la mujer resultó con el 50 por ciento del cuerpo quemado y se encuentra internada en la Clínica «Buen Pastor»de Ramos Mejía.

La familia de la víctima acusa a Soljan, quien ya había sido denunciado por la Alba en dos oportunidades. «Según supimos, el hecho fue el sabado a las 23, pero recién nos enteramos a la madrugada. Mi hija está perdiendo la vida», asegura a Online-911, Cristina Fernández, mamá de la víctima.

La mujer cuenta que el día del episodio su hija entró al hospital «caminando doblada». «Ahora está inconsciente y en coma farmacológico», agrega. «Tiene la cara destruida, el pecho y los genitales comprometidos», expresa.

«Mi hija le realizó dos denuncias por maltratos. En una de esas la acompañó el hermano a la Comisaría de la Mujer. El fiscal dice que no tiene pruebas de que haya sido Soljan», dice la mujer.

«Ellos conviven desde hace siete años. Soljan la humillaba permanentemente, la tenía amenazada. El no trabajaba desde hace un año y ella mantenía la casa», cuenta la mujer, y agrega que su hija es maestra primaria en una escuela en Moreno.

«Esto es espantoso. No sé como me puedo mantener parada todavía. Queremos que la Justicia tome cartas en el asunto, dicen que no tienen pruebas para culpar al marido», concluye la mujer.

Fuente: Online-911

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments