Secuestran y asesinan de tres tiros en la cabeza a una mujer de nacionalidad boliviana

198
Compartir

Fue en la localidad bonaerense de Ingeniero Budge. Doce hora mas tarde, su cuerpo apareció en la localidad de Bella Vista. La víctima es dueña de un almacén y la policía investiga si se trató de un “ajuste de cuentas” vinculado al narcotráfico.

Un mujer de nacionalidad boliviana que había sido secuestrada en su casa de la localidad bonaerense de Ingeniero Budge apareció asesinada de tres tiros en la cabeza doce horas más tarde en Bella Vista, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

La víctima fue identificada por las fuentes como Julieta Rocha (39), dueña de un almacén, y la policía sospecha que el crimen puede estar motivo por un “ajuste” o una “venganza” vinculada al narcotráfico.

Los voceros explicaron que todo empezó el viernes pasado a las 19.30 en la casa de Rocha, ubicada en la intersección de las calles Asunción y Resistencia, del barrio Esperanza de Ingeniero Budge, partido de Lomas de Zamora.

Un grupo comando integrado por al menos seis hombres armados descendió de tres automóviles y dos motos, ingresó a la vivienda y capturó a Rocha.

Una fuente judicial confirmó que antes de huir con la víctima, uno de los delincuentes le dijo al marido de Rocha: “Andá juntando la plata”.

La denuncia fue radicada en la comisaría 10ma. de Lomas de Zamora, pero ante las características del hecho la policía aplicó el protocolo de un secuestro extorsivo y le dio inmediata intervención a la Fiscalía Federal 2 de Lomas de Zamora, a cargo de Alberto Gentili.

Fuentes judiciales y policiales indicaron que más allá de aquella primera mención que los captores le hicieron al marido de la víctima, en las doce horas que duró la desaparición de Rocha no hubo ningún tipo de llamada extorsiva con un pedido concreto de rescate.

Rocha apareció al día siguiente, alrededor de las 7 de la mañana, asesinada en un descampado ubicado en la calle Moine, entre Lago Lacar y Río Pilcomayo, de Bella Vista, partido de San Miguel.

La víctima fue ejecutada de tres balazos en la cabeza, según se determinaron en la autopsia.

“Esto no fue un secuestro extorsivo. Tenemos toda la impresión de que se trató de algún tipo de venganza o ajuste de cuentas. Fue una ejecución para dar algún mensaje”, dijo un jefe policial.

La policía ahora investiga las actividades de la víctima y de su entorno.

“Por el momento no hemos encontrado que la víctima tuviera antecedentes, pero estamos averiguando si alguna vez su casa y el almacén fueron allanados en el marco de alguna causa por drogas”, dijo otro vocero policial.

Los investigadores sí detectaron que tanto Rocha como su marido tienen frecuentes salidas y entradas del país, aunque figuran justificadas como visitas a sus familiares en la ciudad boliviana de Cochabamba.

Fuente: Online-911

Print Friendly, PDF & Email

Comments