YPF: el gobierno denunció “mala praxis”

100
Compartir

De Vido y Kicillof dijeron que Repsol produjo un descalabro en la empresa. Informaron que desde la expropiación aumentó 4,2 por ciento la producción de petróleo y 10,2 por ciento la de gas.

El ministro de Planificación, Julio de Vido, y el viceministro de Economía, Axel Kicillof, cuestionaron la gestión de la empresa Repsol en YPF por llevar adelante una maniobra deliberada de desabastecimiento de combustibles y desinversión que sólo resultó funcional a sus propios intereses en detrimento del país.
“La desinversión de Repsol era absoluta y a partir de la decisión impulsada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, aumentamos 4,2 por ciento la producción de petróleo, y 10,2 por ciento la de gas”, señaló De Vido.
“Queda una YPF de una potencialidad enorme, aun con toda la destrucción que le hicieron, sin explorar ni invertir, dejando caer las reservas y endeudándose para cancelar la deuda rápidamente y luego girar utilidades al exterior”, sostuvo, por su parte, Kicillof.
Ambos funcionarios explicaron detalladamente cómo Repsol, una empresa que a principios de la década de ‘90 era de mediana envergadura, se expandió internacionalmente a expensas de las reservas argentinas de petróleo, en una clara maniobra de vaciamiento, que sólo sirvió para generar indicadores de rentabilidad con enormes ganancias.
Las precisiones del “descalabro pergeñado por Repsol” se encuentran en el Informe Mosconi, un trabajo elaborado por distintos cuadros técnicos del gobierno nacional. El informe, que cuenta con algo más de 90 páginas, describe la deliberada estrategia de Repsol para vaciar a YPF.
“Éste es un informe público, que muestra a las claras la maniobra de Repsol, una transnacional, que compró YPF con bonos del gobierno para venderlos posteriormente al precio nominal, maniobra que rápidamente les generó una buena diferencia”, aseveró Kicillof.
En este sentido, aclaró que “el activo de Repsol se incrementó 142 por ciento cuando compró YPF y a partir de entonces comienza su negocio especulativo porque crece su endeudamiento”.
Desinversión
Durante la gestión de Repsol “se han perdido el 70 por ciento de las reservas de YPF, contando las internacionales, y encima cuestionaban nuestros precios internos que siempre tuvieron el objetivo de darle previsibilidad a los empresarios para que no dependan de los vaivenes del precio internacional” del crudo.
“Encontramos informes confidenciales escondidos abajo de la mesa, afirmando que ante nuestra firme política de precios dejaban de producir, haciendo una deliberada política de vaciamiento para generar aumento de precios”, subrayó Kicillof.
Al respecto, añadió que “esta gente –en referencia a la anterior conducción de la firma que respondía a la española Repsol–estaba de salida, se había sobreendeudado, tomaron deuda de corto plazo para pagar los dividendos, pero afortunadamente no será un problema porque esta administración tiene una vasta experiencia para reestructurar deudas”.
Kicillof dejó en claro que Repsol enfocó su gestión en la explotación primaria porque “otra forma, como la secundaria, implicaba que inviertan, así fue como maltrataron nuestros recursos, nuestros yacimientos”.
A modo de ejemplo, recordó que el año pasado “en el yacimiento Loma de la Lata perforaron un solo pozo cuando habían informado, previamente, un objetivo de trabajar en 70 pozos”.
“Ni hablar de las consecuencias ambientales, no han reemplazado los ductos y provocaron derrames, por lo tanto en lo inmediato nos estamos moviendo para realizar la reparación ambiental que ellos no hicieron”, aseveró Kicillof.
No faltó la referencia al reciente descubrimiento de gas y petróleo no convencional del área de Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén: “Pusieron 300 millones de dólares para delinear Vaca Muerta y luego se dedicaron a ofrecer este yacimiento en el exterior a través de 143 reuniones que sólo tenía el objetivo de vender nuestros recursos”.
Precios argentinos
El ministro de Planificación, Julio De Vido, aseguró que los combustibles que comercializará YPF tendrán un “costo argentino” y no el internacional, que era lo que proponía Repsol.
Además destacó que “las destilerías -de YPF- pasaron de 80 y pico por ciento de utilización a más del 90%”, apuntó el ministro y subrayó que la intervención logró “trasladar acá los servidores que controlan los sistemas informáticos de YPF que estaban en Madrid”.
De Vido consideró una “falta de respeto” las declaraciones del titular de la multinacional Repsol, Antonio Brufau, quien dijo que iba a negociar la expropiación de acciones de YPF con el próximo gobierno argentino.

Télam/DyN

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments