Uruguay estuvo lejos de su nivel y apenas empató ante Venezuela

161
Compartir

El campeón de América ganaba con un gol de Forlán, pero a siete minutos del final Rondón puso el 1-1 y llenó de decepción al Centenario. Con este resultado, Argentina puede quedar este sábado como único líder en Sudamérica.

No siempre la acumulación de grandes jugadores genera buenos rendimientos. Lo sabe Argentina, dueña de un poder ofensivo que genera envidia en el mundo pero muchas veces no se luce en la Selección. Y lo vivió Uruguay durante buena parte del partido que jugó ante Venezuela en el Centenario, donde apenas terminó empatando 1-1 contra Venezuela.

Luego de un primer tiempo pobre, los de Oscar Tabárez pudieron irse tranquilos al descanso po rel gol de Diego Forlán, que se aprovechó de la pasiviidad defensiva ed la vinotinto al aprovecha run pase de Alvaro Pereira. El empate, que dejó mudo al Centenario, a 7 del final, lo marcó Salomón Rondón, de cabeza. El hombre del Málaga coronó una contra perfecta.

Con esta pálida parda, Uruguay y Venezuela dejan en manos de Argentina la posibilidad de ser único puntero de las Eliminatorias. Claro que para hacerlo, deberá vencer a Ecuador. Hay que recordar que los de Tabárez ya quedaron libres en esta primera rueda del certamen.

Más allá de una llegada a los 2 minutos que finalmente desvió Vega al corner, Uruguay mostró poca precisión a la hora de tratar la pelota y Venezuela ratificó lo que nadie puede esconder: ya es un equipo que está, lejos de los tiempos de extrema debilidad, en condiciones de complicar a cualquier equipo en Sudamérica.

A los 17 minutos, Uruguay reclamó penal por una infracción a Maxi Pereira que cobró el árbitro en el borde del área, pero no sólo fue efectivamente afuera, sino que además no había sido infracción. De todas maneras, el remate de tiro libre de Forlán estuvo dentro de la tónica del pobre primer tiempo y se estrelló en la barrera.

Parecía que el primer tiempo se iba sin goles -y, si no fuera por los nervios que genera un partido de Eliminatorias, también entre bostezos-. Pero apareció el generador de fútbol que, con perfil más bajo que sus estrellas, tiene Uruguay en la mitad de la cancha: Alvaro Pereira. El volante le puso un pase perfecto a Forlán, que encontró dormida a la defensa venezolana y definió cruzado ante Vega para poner el 1 a 0.

Con ese resultado, que deja a Uruguay como único líder de las Eliminatorias sudamericanas, se fueron a los vestuarios. El local tenía esa mínima diferencia que le da el enorme peso de sus individualidades.

No le llevó mucho a Uruguay generar una opción para aumentar en el segundo tiempo. Antes de los 7 minutos, tras un centro de tiro libre de Forlán, un cabezazo hizo que Renny Vega se luzca. Y lo hizo aún más tras taparle a un tiro a Cavani, cuando arremetió luego del rebote dado en primera instancia por el arquero venezolano,

Venezuela, a partir del buen manejo de Arango y la movilidad e Rondón trataba de jugar cerca del área de Muslera. Pero, por lo pronto, la búsqueda del empate se perdía en buenas intenciones.

Complicado para llegar por abajo, buscar algún cabezazo dentro del área parecía una buena opción para los de César Farías. Así fue que pasados los 20, un centro de Seijas desde la izquierda halló la cabeza de Rondón. Pero el remate con el parietal derecho se fue cerca del poste izquierdo del arquero celeste, aunque controlado por su vista.

Por la izquierda de su ataque, nuevamente, la vinotinto encontraba deficiencias en la zaga uruguaya. En la salida la perdió Maxi Pereira. Seijas, que se la llevó, pudo llegar al fondo, pero su centro atrás no encontró destino.

A falta de 10 para el epílogo, los de Tabárez consiguieron volver a jugar el partido en campo venezolano. Si bien significaba alivio para su defensa, Uruguay carecía de peso ofensivo y precisión como para sentenciar el encuentro.

A los 38, un baldazo de agua fría cayó sobre el estadio Centenario. Es que de un córner tirado por Forlán, luego de que Vega saliera mal y los locales no pudieran capitalizarlo, salió la contra que acabó en el empate de Rondón. Se llevó la pelota Seijas por derecha, se la cedió hacia el centro a Rincón, que la abrió a la izquierda para Arango. Del pie zurdo del media punta llovió el centro frontal que el delantero del Málaga pudo peinar para mandar la pelota abajo, cerca del poste izquierdo de Muslera, que nada pudo hacer. El empate no parecía descabellado por lo visto en la segunda etapa.

Tuvo una sola Uruguay, después del empate. Un zurdazo de Suárez, desde afuera del área, se fue alto. Las ilusiones de la victoria se fueron con esa pelota.

Con esta pálida parda, Uruguay y Venezuela dejan en manos de Argentina la posibilidad de ser único puntero de las Eliminatorias. Claro que para hacerlo, deberá vencer a Ecuador. Hay que recordar que los de Tabárez ya quedaron libres en esta primera rueda del certamen.

Para hacerse de la victoria, a la Celeste le faltó precisión, peso ofensivo y juego. Venezuela, una vez más, demsotró que ya dejó de ser la Cenicienta de Sudamérica de otra época, y que, además de plantáresele a cualquiera, también puede lograr un buen resultado. Como el empate que se llevó de Montevideo.

Fuente: clarín

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments