(Seprin 2 de abril de 2012) Luego de  investigar durante bastante tiempo y hablar con personal de Inteligencia al más alto nivel de la Argentina de las tres Fuerzas Armadas y de la Secretaria de Inteligencia ,  lograron confirmar la  información de la intercepción de un Bombardero Británico procedente de la Isla Ascensión con Destino a Buenos Aires.

También Mostraremos que Margaret Thacher estuvo a punto de Utilizar armas Nucleares para Bombardear Córdoba. El Objetivo la Fabricas Militares y las operaciones Secretas del Misil Cóndor   y otras armas secretas de la Argentina que no podemos revelar.

Las fuentes de inteligencia que consultamos nos confirmaron que hubo una operación secreta de las serie de operaciones   “Black Buck”.

La Historia con la versión Oficial:

Durante la Guerra de las Malvinas en 1982, el Reino Unido dio el nombre en código Operación Black Buck (en inglés, Operation Black Buck), a la serie de siete misiones de extremadamente largo alcance encomendadas a los bombarderos Avión 698 Vulcan de la Real Fuerza Aérea (RAF), los que partiendo desde la isla Ascensión, atacaban las posiciones argentinas en las islas Malvinas. De estas siete misiones, solamente cinco fueron llevadas adelante. A cada una de esas misiones, se le dio un número correlativo. Y con escaso resultado. Solo se destruyó un radar Argentino.

Sin aviones capaces de cubrir la distancia hasta las Malvinas, las activi Nades en el océano Atlántico Sur hubieran dejado afuera de la guerra a la Real Fuerza Aérea.

El campo de aviación utilizable más cercano para las operaciones de la Royal Air Force en las Malvinas era la isla Ascensión; un territorio británico pero con una pista aérea arrendada a los Estados Unidos. Las misiones de los Vulcan a las Malvinas fueron enteramente dependientes de los Handley Page Victor, utilizados como aviones cisternas para reabastecerlos en vuelo. Estos aviones fueron transferidos desde la base británica de Marham en Inglaterra a la isla Ascensión.

El Aviòn  Vulcan era el último de los bombarderos-V británicos en uso operacional para el bombardeo pero sus escuadrillas estaban en inminente disolución. Basado en el Reino Unido y asignado a la OTAN para las operaciones nucleares, ni el reaprovisionamiento de combustible aire-aire ni el bombardeo convencional había sido practicado por muchos años con esos aviones.

De la serie de Operaciones nos centraremos en la Nro 6:

Operación Black Buck 6

Llevada a cabo el 2 de junio, fue la más complicada y la que tuvo, en conjunto, peores resultados. El Vulcan llegó a Malvinas y lanzó las bombas que cargaba, pero solamente pudo lanzar uno de los dos misiles Shrike. El otro, armado y listo, no se desprendió del soporte alar del ala izquierda.

Esto cambió todo el perfil de la misión: si el Vulcan tenía el combustible justo para volver sin armamento (recurriendo al reabastecimiento durante el regreso), la carga adicional del misil implicaba que se requerían cargar más combustible.

Quiso la mala suerte (forzada por todas estas misiones) que cuando se quiso realizar la operación de repostaje, la lanza del Vulcan se rompió, quedando imposibilitado de recargar combustible. Fue esto lo que obligó al avión a aterrizar en Río de Janeiro, en una maniobra compleja y bastante controversial. Con armamento activado que podía estallar y casi sin combustible, el Vulcan fue interceptado y escoltado por dos F-5 brasileros hacia el aeropuerto de El Galeao.

Brasil tenía una posición neutral ante el conflicto, aunque su gobierno estaba opuesto al argentino. Sin embargo, siguiendo los procedimientos internacionales y leyes firmadas entre ambos países, y las presiones argentinas, decidió confiscar el avión por una semana, aunque solamente volvió cuando se firmó el armisticio. La tripulación fue retenida pero posteriormente liberada. El misil fue confiscado y desactivado por personal británico que llegó especialmente para el caso

Aunque el gobierno argentino puntualizó que la aeronave habían atacado recientemente el aeródromo de Puerto Argentino, la tripulación del Vulcan había sido instruida para decir que habían estado en un vuelo de entrenamiento desde la isla de Ascensión, y que habían tenido que desviarse al practicar un reaprovisionamiento en vuelo. El Ministerio de Defensa británico no estaba seguro si alguno de los Shrikes había sido realemnte utilizado durante la misión, y no quería que se hiciera de público conocimiento que estos misiles habían sido suministradas por los EE.UU. Para obtener de regreso al vuelta Vulcan, el gobierno británico acordó, el 4 de junio, que repuestos de helicópteros Lynx serían suministrados a Brasil tan pronto como estaba el incidente fuera resuelto satisfactoriamente.

La Historia Verdadera:

La Operación  en realidad Fue Otra:


(Seprin 2 de abril de 2012) Si es verdad dicen que en la jerga se llama “le chingaron al reabastecimiento”. En realidad el avión salió de la Isla Ascensión, llevaba un solo misil de aproximadamente 11 a 12 metros de Largo y no llevaba los tanques de reaprovisionamiento, justamente por el peso de ese misil.

La medida sale de las fotografías , donde hay un hombre  parado junto al avión  y proyectan su tamaño en el largo del avión mostrando  el misil de 12 m. de largo.

Asimismo  apenas aterrizó en la misma foto  de inteligencia se observaba que los ingleses se aprestaron a tapar el Misil rápidamente.

La versión oficial es que lo hacen porque los misiles los Shrikes  se los había dado la marina de los  EE.UU. En la época se hablaba de los misiles Sidewinder .  Y no querían  que tuviera estado publico el apoyo de EE.UU. (“)

Pero los  misiles  Shrikes tienen un tamaño de 3,05  metros de Largo y 177kg. no 12 metros.

El Bombardero Vulcan Ingles  , estuvo diseñado para llevar armamento nuclear y/o Bacteriológico

¿Y de donde sale que es un misil Bacteriológico?.

Según los mismos informes de Inteligencia , que incluían recortes de prensa de la época,  apareció una cepa de Gripe.  De lo que se podría conocer como ahora  griea A  ,  En Rio de Janeiro. La misma que se hablo en algunos campamentos de Sanidad  durante la Guerra. Aunque su intento fue limitado.

Otros de los puntos que resalta el informe del SIFA, es que  porque tuvieron que venir Técnicos de Gran Bretaña a desactivar el Misil , cuando ese tipo de misiles anti radares  , podría ser desactivado por cualquier ingeniero brasileño.

Brasil utilizó esta información sensible de los ingleses, para adquirir armamento de ultima generación  a cambio del silencio.

Recién hace un año algunas revistas brasileñas revelaron detalles, pero tergiversando los hechos de los ocurrido ese 2 de junio e 1982.

Una versión sin confirmar , es que los EE.UU. Informan a  Brasil sobre la salida del avión con destino a Buenos Aires  y esto lo interceptan obligándolo a Bajar en Rio de Janeiro. Ya que no querían un ataque al continente.

El Misil nunca fue devuelto a Inglaterra y quedó en poder de los brasileños, lo que permitió además un avance en esa tecnología.

Luego del anuncio de este medio de dar a conocer esta información,  varios sitios de internet que tenían información sensible `y aún los testimonios de los pilotos Brasileños, fueron desactivados y ocultados deliberadamente. (Seprin 2 de abril de 2012)

Detalles : La isla Ascensión esta aprox a 6250 de Malvinas.

Características del Avión Vulcan :

Bombardero Estratégico de Rango Medio

Características:


Tripulación: 5: piloto, copiloto, oficial de electrónica, navegador, operador de radar.

Propulsión: cuatro motores, que varían según la versión y la tanda de producción: (B.1) Bristol Siddeley Olympus 101, 102 o 104 (B.2) Rolls-Royce Olympus 201 o 301 Thrust (Olympus 101) 44,000 lb (195.7 kN) (Olympus 102) 48,000 lb (213.5 kN) (Olympus 104) 54,000 lb (240.2 kN) (Olympus 301) 80,000 lb (355.9 kN).

Medidas: Largo: 29.62 m (B.1) 30.45 m (B.2). Alto: 8.08 m (B.1) 8.28 m (B.2). Envergadura: 30.20 m (B.1) 33.83 m (B.2). Superficie alar: 330.80 m2 (B.1) 368.26 m2 (B.2)

Peso: Máximo de despegue: 113.400 kg (B.2).

Carga máxima: 9.525 kg. Carga máxima de combustible: interna: 42.050 l; externa no dispone.

Velocidad: Máxima 1.040 km/h (Mach 0.98). De crucero: 1.005 km/h (Mach 0.94).

Alcance: 2.605 millas náuticas (4,825 km) (B.1). 3.995 millas náuticas (7,400 km) (B.2)

Techo de servicio: 55.000 pies (16,780 m) (B.1). 65.000 pies (19,810 m) (B.2)

Identificación: Xl391, XM597,XM598, XM607 y XM612

Armamento: Una bahía interna de bombas, con espacio para 21 bombas de 1.000 libras (454 kg), minas; hubo planes para que utilizara misiles aire-superficie nucleares

Cantidad: 5 aparatos.

Período de utilización: 1956 en adelante.

COMUNICADO DE LA EPOCA: OBSERVE QUE HABLA QUE SALIO DE LA ISLA ASCENSION  CON DESTINO A MALVINAS, NO COMO DICE LA OTRA VERSION QUE VENIA DE MALVINAS:

COMUNICADO N° 125 DEL ESTADO MAYOR CONJUNTO

“El Estado Mayor Conjunto comunica que, en el día de la fecha, 3 de junio de 1982, la actividad bélica en la zona Malvinas, consistió fundamentalmente en la ejecución de fuego de artillería entre ambas fuerzas. En esta acción la artillería argentina batió intensamente la zona de Monte Kent. No se registraron bajas entre las fuerzas propias.

Asimismo, se llevaron a cabo actividades de patrulla dentro del esquema previsto”.

- Río de Janeiro: Un avión británico Vulcan con sus cargas de bombas, que se dirigía a las islas Malvinas, fue interceptado por aviones F-5 brasileños en el espacio aéreo de ese país y, tras el aterrizaje, obligado a abandonar su armamento explosivo, luego de lo cual será autorizado a regresar a su base de origen.

El avión inglés tenía seis tripulantes y se hallaba cargado con bombas y misiles, en un número no determinado, que deberán ser desarmados antes de que la máquina pueda retornar a su base de la isla de Ascensión de donde había partido.

La operación de intercepción se registró a las 10.50 de hoy (hora de Brasilia) y provocó un gran pánico entre la población de Río de Janeiro cuando los dos cazas brasileños produjeron dos grandes explosiones al romper la barrera del sonido.

Informaciones recogidas en la base aérea de El Galeao, consignaron que, contrariamente a afirmaciones británicas de que el avión había solicitado su autorización a las autoridades brasileñas para hacer un aterrizaje de emergencia en Río de Janeiro, la máquina fue detectada por el sistema de radar integrado de control aéreo e interceptado sin que mediara ninguna comunicación de la aeronave inglesa.

Otras noticias de fuentes de la aeronáutica brasileña aportaron que “el avión se había quedado sin combustible al rompérsele la manguera con la que era abastecido en el aire por una máquina tanque”, lo que obligó a “buscar el aeropuerto más próximo”.

El comunicado oficial del gobierno brasileño dice textualmente:

“El Ministerio de Aeronáutica hace saber que hoy, 3 de junio de 1982, a las 10.50, hora de Brasilia, el Centro Integrado de Defensa Aérea y de Control de Tráfico Aéreo, detectó en el espacio aéreo brasileño, en el punto de coordenadas 25 grados, 35 minutos sur, 42 grados 10 minutos oeste (cerca de 185 millas, 340 kilómetros al sur de Río de Janeiro) una aeronave no identificada.

El Comando de Defensa Aérea determinó la inmediata intercepción que fue realizada con éxito por aeronaves F5B de la base aérea de Santa Cruz.

Se trataba de un avión Vulcan de la Royal Air Forre, con problemas técnicos, siendo el mismo escoltado hasta su aterrizaje en El Galeao en Río de Janeiro.

Después de entendimientos a nivel diplomático, el gobierno brasileño decidió que la aeronave podrá retornar a la base de origen, siempre que esté totalmente desarmada”.(Seprin 2 de abril de 2012)

/////

(Seprin 2 de abril de 2012)  BOMBARDEO NUCLEAR A CORDOBA:

En esa época la gente no lo sabía, pero además de Fabricaciones Militares, estaba la plata secreta del Misil Cóndor y otras armas secreta que no vamos a publicar.

Thatcher amenazó lanzar un ataque nuclear a Argentina

La ex primer ministro de Gran Bretaña Margaret Thatcher estaba dispuesta a usar armas nucleares contra el territorio argentino en el marco de la Guerra de Malvinas en 1982, según revela un libro sobre el ex presidente francés Francois Mitterrand.

La intención de Thatcher de usar cargas nucleares para definir la guerra por las Islas Malvinas fue abortado por la decisión de Mitterrand de colaborar con la “Dama de Hierro” y proporcionarle información sobre las armas que Francia le había vendido a Argentina.

Esta versión está contenida en un libro  que firma Ali Magoudi, psicoanalista del presidente francés en ese tiempo, y que brinda nuevos datos la guerra en el Atlántico Sur.

En el texto, se sostiene que Francia colaboró con Gran Bretaña entregando información vital sobre los códigos secretos de los misiles Exocet que Argentina adquirió a principios de la década del ochenta.

Con estos datos los misiles franceses quedaron “sordos y ciegos” y fueron facilmente anulados por la defensa británica que había sufrido en carne propia la efectividad de esta arma cuando fue hundido la frágata Sheffield.


Mitterand en esas consultas con su analista debatía su preocupación por el sentido de esa guerra y la “tosudez” de la premier inglesa, que “amenazó” con lanzar un ataque nuclarae al territorio argentino si Francia no colaboraba. Mitterand definió en esa sesiones a Thatcher como “una mujer desenfrenda” y acotó según el libro de Ali que “Ella está furiosa y me acusa a mi de este nuevo Trafalgar (por el hundimiento de la fragata). Me vi obligado a ceder, ella tiene ahora los códigos. Si se sabe que los franceses neutralizan las armas que venden, será un tema serio para nuestras exportaciones”.

Luego del hundimiento del crucero General Belgrano, el 2 de mayo de 1982, cuando estaba fuera de la zona de exclusión impuesta arbitrariamente por Gran Bretaña en la zona de Islas Malvinas, la Argentina contraatacó con un certero ataque contra el Sheffield, una de las principales naves de los británicos, que se hundió con un certero misil disparado desde un avión Super Etendart.

Este ataque puso en alerta a Thachert, quien temió que la operación destinada a expulsar a los argentinos de las islas fuera un fracaso. En ese escenario, la primer ministro “presionó” a Mitterrand quien reveló los códigos de esos misiles y torció el destino de una batalla desigual.

El presidente francés, de origen socialista, fue el primer mandatario en dar apoyo a Gran Bretaña luego de la invasión argentina, inclusive antes de que Estados Unidos, con Ronald Reegan, hiciera lo propio.

Sin embargo, en el mismo momento del ataque a la fragata inglesa, Thatcher decidió el envio de cuatro submarinos nucleares a la zona de conflicto, y según investigaciones posteriores realizadas por el Partido Laborista inglés, tenían como objetivo lanzar una bomba nuclear sobre Córdoba, si la situación de la guerra se complicaba para Gran Bretaña.

Mitterand se quejó en esas sesiones de terapia la actitud de la inglesa de ir a pelear por “unas pequeñas islas poblada por tres ovejas peludas y congeladas”.

“Afortunadamente cedí ante ella. Garantizo que de otro modo, el metálico dedo de la dama hubiera oprimido el botón”, afirmó el presidente galo, según cita el libro “El Psicoanalista de Mitterrand”.-(Seprin 2 de abril de 2012)

_________

En una Nota del Diario Clarín de otro Libro:  http://edant.clarin.com/diario/2005/07/04/elpais/p-01815.htm

EL POLEMICO LIBRO INGLES SOBRE LA GUERRA : SEGUNDA PARTE

Malvinas

Los barcos ingleses tenían armamento nuclear “por cualquier eventualidad”

El jefe de Defensa inglés temía que submarinos rusos apoyaran a Argentina. Aunque Thatcher se oponía a la opción nuclear y su uso era “improbable”, conservaron las armas hasta el final del conflicto.

Las fragatas Brilliant y Broadsword se sumaron a la Fuerza de Tareas, cada una de ellas con dos cargas nucleares de profundidad adecuadas para su transporte vía helicópteros Wasp y Lynx. Los dos portaaviones ya llevaban armas similares. También había en el mar cargas de entrenamiento (que a pesar de ser carcazas vacías parecían réplicas exactas de las vivas y tenían por objeto la instrucción terrestre y el manejo y carga de vuelos), y cargas de vigilancia, que también eran inertes y se usaban para monitorear el uso de las armas. Tales cargas se encontraban en tres destructores y tres buques logísticos (…).

Después del conflicto se sugirió que se había considerado seriamente la alternativa nuclear. En un informe se señaló que el tema se había analizado en estudios internos tempranos y se citaron declaraciones de una fuente que habría dicho: “Sin duda la opción nuclear fue una de las alternativas que se estudiaron el 2 de abril (…).”

Cuando se dio a conocer ese informe, una investigación oficial no pudo hallar trazas de tal estudio. Es probable que el uso de armas nucleares haya aparecido en un primer borrador de las principales opciones y que se lo haya retirado casi de inmediato. No encontré referencias a ningún tipo de consideración respecto del uso de armas nucleares. Es algo que nunca se tomó en serio como posibilidad realista.

Tampoco hay en los archivos ningún indicio que abone la teoría que también apareció en la revista New Statesman de que un submarino de misiles balísticos Polaris llegó hasta la isla Ascensión (al sur del Atlántico), a los efectos de amenazar o de llevar a cabo un ataque nuclear demostrativo contra Córdoba, en el norte de Argentina, ante la eventualidad de la pérdida de un importante buque (…). Se dijo que los detalles de la operación “figuraban en telegramas confidenciales que se enviaron a la embajada británica en Washington.” No encontré tales telegramas.

Si bien nunca se pensó en una utilización nuclear estratégica, la posibilidad de un uso nuclear táctico no se descartó con tanta rapidez. (El jefe del estado mayor de Defensa, almirante Terrance) Lewin no había pedido cargas de profundidad nucleares, y no tenía planes de utilizarlas, pero se sentía inclinado a llevarlas al Atlántico Sur por cualquier eventualidad. El panorama en el que pensaba comprendía la posibilidad de que se involucraran submarinos rusos del lado argentino. Ese panorama no tranquilizaba a los civiles que estaban al tanto del tema. Cuando empezaron a presionar a favor de que se tomaran medidas para retirar las armas a la Fuerza de Tareas, empezó a desarrollarse en la mente de algunos almirantes una prueba respecto de si su juicio operativo quedaba desplazado. Así, mientras las principales influencias sobre la toma de decisiones fueron sobre todo logísticas y políticas, también estaba en juego una posibilidad operativa que se admitía improbable.

Los políticos no se mostraron impresionados ante esas posibilidades y compartían el nerviosismo de las autoridades en lo relativo a que el conflicto adquiriera proporciones nucleares. No querían llevar armas nucleares al Atlántico Sur, y cómo evitarlo fue uno de los temas que analizó el Gabinete de Guerra cuando se reunió por primera vez el 7 de abril (de 1982). La reacción inmediata fue que debía encontrarse la forma de descargarlas antes de que se iniciara cualquier tipo de combate.

Habría sido posible retirar por lo menos parte de las armas en Portsmouth, antes de que la Fuerza de Tareas partiera. Eso se barajó, pero no se lo podría haber llevado a cabo ni siquiera de forma semisecreta, y habría sumado entre cuatro y dieciséis horas a los preparativos en los muelles (…). Eso habría derivado en considerables demoras en un momento en que esa posibilidad no podía contemplarse. El 8 de abril el Gabinete de Guerra respaldó la propuesta del ministro de Relaciones Exteriores de que se descargaran las cargas de profundidad. Se consideró entonces una serie de opciones. (…) Era posible trasladar las armas de las fragatas a los portaaviones o a los buques logísticos, donde se las podría almacenar de forma más segura. Dado que no se podía dedicar un buque logístico al traslado de las armas de vuelta al Reino Unido, no tenía sentido que se las trasladara de los portaaviones a los buques logísticos. La alternativa era trasladar las armas a la Isla Ascensión, pero no había un depósito adecuado. Por otra parte, toda actividad en la isla Ascensión conllevaba el riesgo de la publicidad, y reducirlo mediante un desembarco nocturno aumentaría el riesgo de un accidente.

Con gran renuencia, los ministros decidieron que no les quedaba más opción que la de los portaaviones. El 11 de abril acordaron que el esfuerzo de retirar las armas provocaría una demora inaceptable de la partida de la Fuerza de Tareas hacia las Islas Malvinas.

Se decidió concentrar las armas en los portaaviones, donde se contaba con el depósito más seguro. En un primer momento las armas fueron trasladadas a los buques logísticos, antes de que se las llevara a los portaaviones, a los efectos de retirarlas lo antes posible de las fragatas. Eso significó que el Hermes trasladaba el 40% y el Invincible el 25% del total de las armas nuclearon de profundidad del Reino Unido al Atlántico Sur. Las cargas de vigilancia que llevaban el Sheffield y el Coventry también se transfirieron a los buques logísticos. De ninguna manera, insistía la primera ministra, los barcos que llevaran armas nucleares ingresarían a la zona de cinco kilómetros de aguas territoriales que rodeaban las Islas Malvinas, lo cual constituiría una posible violación del Tratado de Tlatelolco (de No Proliferación Nuclear).

Tras la pérdida de barcos producto de ataques aéreos argentinos a fines de mayo, pensar en las consecuencias que eso habría tenido derivó en la decisión de retirar las cargas de profundidad del Atlántico Sur. El 28 de mayo se decidió que las bombas de profundidad, así como las cargas de entrenamiento y vigilancia, serían retiradas de los barcos y devueltas al Reino Unido. La carga del Invincible volvió en el Fort Austin. No todo podía trasladarse con rapidez, ya que eso retrasaría el regreso de los barcos. Al Hermes le llevó hasta el 26 de junio “desembarazarse” de las cargas de profundidad y transferirlas al Resource, que volvió a Plymouth el 20 de julio.

Mientras se encontraban aún en el mar, se colocaron las armas donde pudiera almacenárselas con mayor seguridad. Si había un problema, los portaaviones eran más fuertes que las fragatas y tenían más recursos para hacer frente a un posible daño.

Se analizaron las peores posibilidades de ataques, como por ejemplo impactos directos de Exocet, y se llegó a la conclusión de que no había riesgo de explosión nuclear, que las armas no eran vulnerables al fuego ni a la detonación de explosivos de alto poder en los depósitos. Los equipos de Eliminación de Elementos Explosivos (EOD) de la Fuerza de Tareas no tenían experiencia en sistemas nucleares; los únicos especialistas se encontraban en Aldermaston. Por otra parte, un incidente en el mar no implicaría el mismo riesgo para centros poblados que un episodio en un puerto. Dado que sería imposible una reacción rápida, la principal preocupación fue asegurar una minuciosa evaluación antes de tomar cualquier medida. Si el accidente se encuadraba en la “categoría tres”, la más grave, ya que generaría contaminación radioactiva, no podría evitarse la publicidad negativa (…).

Otra cuestión era cómo debía manejarse el tema si se hacían preguntas. En determinado nivel, la posición era unívoca. Había una fórmula standard en el sentido de que nunca se confirmaría ni se desmentiría la presencia de armas nucleares en un lugar específico. El gobierno, por lo tanto, evitaría entrar en discusión sobre el tema. La única aclaración que se contemplaba, y que se brindaba en la forma de una respuesta parlamentaria, era que no había intenciones de utilizar armas nucleares en el contexto de las Malvinas. El 27 de abril, el vizconde Trenchard declaró ante la Cámara de los Lores que “no se contempla en absoluto el uso de armas nucleares en este conflicto.”

Tras el hundimiento del destructor de Tipo 42 Sheffield hubo especulaciones, que alentó la Unión Soviética, respecto de que el barco llevaba armas nucleares y que se lo habría hundido de forma deliberada para evitar la contaminación radioactiva. También se dijo que hubo que recuperar las cargas de profundidad nucleares de los barcos hundidos, el Coventry y el Sheffield. Se señaló que funcionarios de la embajada soviética en Buenos Aires habían difundido el rumor y que se citaba la aparición de una serie de pingüinos muertos como prueba de la contaminación nuclear. De hecho, la carga de vigilancia del Sheffield se había retirado a mediados de abril, y la del Coventry antes de llegar a San Carlos. La actividad de buzos alrededor de los restos del Coventry, que alentó la especulación, era consecuencia de su ubicación accesible y de la consecuente necesidad de retirar equipo confidencial. El Sheffield se hundió a una profundidad que no permitía el buceo.

La atención volvió a concentrarse en el tema nuclear en noviembre de 1982 con la publicación de una serie de cartas de un oficial de la marina real, David Tinker, que murió durante los últimos días de la guerra. Hacía referencia a lo que consideraba era una carga de profundidad nuclear a bordo del buque logístico Fort Austin (lo cual era muy posible). Eso llevó a por lo menos un periodista a obtener confirmación de que habían llegado cargas de profundidad nucleares al Atlántico Sur y que el Fort Austin las había reunido para devolverlas a Gran Bretaña. El principal efecto de esa versión, sin embargo, fue revivir la especulación errada respecto del Sheffield.

Cuando se les preguntó sobre la presencia de armas nucleares, los funcionarios británicos se atuvieron a la respuesta oficial de “no confirmar ni desmentir”. La cuestión del Sheffield llevó a una modificación de esa política después de la guerra (…).

En diciembre de 2003, luego de reiteradas preguntas de Rob Evans, periodista de The Guardian, sobre accidentes nucleares en el marco del Código de Práctica de Acceso a Información Gubernamental, el ministerio de Defensa en Londres admitió que se había llevado cargas nucleares de profundidad al Atlántico Sur, que se las había devuelto, y que en algún momento un contenedor había sufrido cierto daño.

TRADUCCION:Joaquín Ibarburu

por Héctor Alderete

Seprin- Argentina

REF : INFORME DE  LA FLOTA INGLESA, DOCUMENTOS DE LA EPOCA : ( Observe el error Julio , en lugar de Junio)

TElEX  Gza de Gustavo Aníbal Sabbatini Sol operador de teletipo en el CC FIJ del CUERPO COMANDO II DE LA CIUDAD DE ROSARIO. Secretario de prensa de la Agrupación GESMMAL…GRUPO EX SOLDADOS MOVILIZADOS POR MALVINAS —SECRETARIO DE PRENSA DE LA FEDERACION REGIONAL DE VETERANOS DE GUERRA SANTAFESINOS