«EL MUNDO ESTA LOCO PORQUE EL HOMBRE SE HA ALEJADO DE DIOS», DIJO MONSEÑOR RUBEN OSCAR FRASSIA

745
Compartir

El obispo de la Diócesis de Avellaneda- Lanús Rubén Oscar Frassia, luego de la procesión y antes de la misa, en la Plaza Alsina frente a la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, realizó la bendición de «palmas y ramos de olivo» e hizo una fuerte crítica a quienes nos gobiernan.

Por Jackeline L. LUISI!!

Monseñor Rubén Oscar Frassia, llamó a la reflexión a quienes formamos parte de la Iglesia Católica, ad referéndum de las nuevas leyes que quieren sacar desde el Congreso.

Se refirió puntualmente al «Derecho a la Vida» y al respeto por la misma. Instó a los presentes a formar parte de la misión que nos compete como fieles y seguidores de nuestra Iglesia, a defender con fuerza y comprometernos a participar de lleno para luchar por el «derecho del niño por nacer».

Frassia expresó: «es bueno estar presente este domingo de ramos, participar de la procesión y de la Liturgia. También está bien pedir por la salud y por los problemas que aquejan a cada uno. Pero esto no alcanza, no sirve. Porque mientras estamos aquí y no participamos de hecho en las cuestiones que hacen a las nuevas leyes, particularmente, en defensa de la vida; ellos avanzan entre gallos y media noche.»

Durante la celebración de la misa nuestro Obispo recordó a modo de analogía a su padre cuando hablaba del gallinero en los teatros, del «clake», haciendo referencia a «los juegos teatrales» y a quienes impulsaban a aplaudir desde arriba arrastrando a las masas en los espectáculos.

Frassia pidió que no seamos parte de estos «juegos teatrales». Reiteró que debemos participar muy fuertemente, como miembros de la Iglesia y llamarnos a la reflexión.

NOTA DE LA PERIODISTA: Quiera Dios en este día de tristeza (en alusión a la crucificción de Cristo) y de alegría, porque festejamos la entrada triunfal de Cristo en Jerusalén, en vísperas del próximo domingo de Pascuas, la Iglesia unida y fortalecida con la presencia del Señor, invite a quienes forman parte de la decisiones políticas en nuestra Patria; a la reflexión.

Días atrás, exactamente el pasado domingo 25 de marzo; hemos realizado una misa en la Catedral Metropolitana en Conmemoración del «Día del Niño por Nacer». Monseñor Bergoglio ha presidido la misa, y de igual forma que Frassia pidió y exigió reflexionar por el derecho a la vida y de los niños por nacer.

Hizo referencia a la juventud que estaba presente en la Catedral, separándola de aquellos jóvenes confundidos y arriados por unos billetes, que forman parte de un sistema que se rige por el dinero.

Coincidentemente con Bergoglio pienso y sostengo que estos temas deben hacernos reflexionar de verdad. No debemos permitir que nos lleven de la nariz como al ganado. Como fieles y con un fuerte compromiso por nuestra Iglesia, debemos llevar adelante la defensa de la vida a ultranza y la concepción ortodoxa de la familia.

En estos tiempos que corren, el hombre ha dejado de estar bajo las leyes de la naturaleza, y se ha alejado de Dios. Más aún quiere estar por encima del Altísimo y su creación.

El mal siempre está presente y los mensajeros de Satanás quieren desviarnos del camino. Sin embargo, yo creo muy fuertemente que el bien siempre triunfa contra el mal. Bajo la oración diaria, bajo la intersección de Nuestra Madre María y la fuerte convicción de practicantes católicos.

El mundo está convulsionado y es claro el mensaje con la aparicón de nuevas enfermedades, plagas, clonaciones, células terroristas, atentados y guerras. Son signos del mal que avanzan. Solo los hombres y mujeres de FE, unidos espiritualmente en armonía con el Altísimo podremos sortear estos obstáculos y liberar al mundo.
Por Dios y por la Patria.

«Cuando se acercaban a Jerusalén, junto a Betfagé y a Betania, frente al monte de los Olivos, Jesús envió dos de sus discípulos, y les dijo: entrad en la aldea y luego que entréis en ella, hallareis un pollino atado, en el cual ningún hombre ha montado; desatadlo y traedlo. Y si alguien os dijere: ¿Por qué hacéis eso? decir que el Señor lo necesita, y que luego lo devolverá. Fueron, y hallaron el pollino atado afuera a la puerta, en el recodo del camino, y lo desataron. Y unos de los que estaban ahí les dijeron: ¿Qué hacen desatando el pollino? Ellos entonces les dijeron como Jesús había mandado; y los dejaron ir. Y trajeron el pollino a Jesús, y echaron sobre él sus mantos, y se sentó sobre él. También muchos tendían sus mantos por el camino, y otros cortaban ramas de los árboles, y las tendían por el camino. Y los que iban delante y los que venían detrás daban voces, diciendo: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Bendito el reino de nuestro padre David que viene! ¡Hosanna en las alturas! Y entró Jesús en Jerusalén, y en el templo; y habiendo mirado alrededor todas las cosas, como ya anochecía, se fue a Betania con los doce»
Mateo 21, 1-11.


Por Jackeline L. LUISI!!

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments