Pero no es el jugador. Así se llama un empleado que le prestó dinero al club y reclama 700.000 pesos.
En los últimos días, Patricio Rodríguez fue noticia en Independiente. Pero bien vale realizar las aclaraciones del caso. El que los socios, hinchas y simpatizantes del equipo de Avellaneda conocen, es decir el que tiene pinta de crack pero sigue sin encontrar el camino que lo conduzca a la consolidación, estuvo en boca de todos por la decisión de Ramón Díaz de ponerlo entre los suplentes en las prácticas de fútbol.

El “planeta Rojo”, cuya capacidad de asombro no tiene límites, le dio paso a una nueva situación difícil y por un segundito graciosa. Es que nadie se borra en el juego de las palabras.

Resulta que en las últimas horas ingresó un nuevo embargo a la entidad, por la suma de 700.000 pesos. La persona que presentó el nuevo obstáculo es un socio de Independiente, llamado… Patricio Rodríguez.

“La persona que nos embargó se llama Patricio Rodríguez; no tiene nada que ver con ‘Patito’, ¿no? Es un empleado del club. Según él, le prestó creo que 180.000 dólares. Es como si vos le prestás a tu empleador 180.000 dólares. Trabajaba en la escuelita del club, le hizo ese préstamo, se firmó el convenio, y como le vinieron cheques rechazados, se presentó en la justicia y pasó esto”, nos comentó el presidente Javier Cantero.

En efecto, Rodríguez llevó a cabo un reclamo en el Juzgado Nº 1 de Avellaneda, por 700.000 pesos. Corresponde a un préstamo que le hizo a Independiente por una suma de 180.000 dólares, cuyo pago en cheques resultó rechazado.

El nuevo embargo de esta persona que, de acuerdo a la decisión de prestarle dinero a la entidad que lo tenía contratado, debe ser de un buen pasar, no es nuevo para la conducción Cantero.

Apenas tomó la posta la nueva CD llegó la inhibición de César Luis Menotti por casi medio millón de dólares. Más adelante, la de Gastón Machín y hace dos semanas, cuando la institución disfrutaba un buen ingreso, en el arranque de la campaña de nuevos socios, fueron embargados algo así como 1.400.000 pesos a pedido de una empresa de telefonía.

En el difícil camino de los nuevos dirigentes apareció una piedra más. En avenida Mitre 470 tienen claro que no se trata de la última.
Por Diego Rodia/cronica.com.ar