La hermana del niño asesinado en Miramar amplía su declaración

185
Compartir

La hermana de Gastón Bustamante, el niño de 12 años asesinado en su casa de Miramar el último 21 de noviembre, y ex novia del único detenido por el caso ampliará su declaración testimonial ante el fiscal que lleva adelante la investigación, informaron fuentes judiciales.

Rocío Bustamante solicitó ampliar su declaración testimonial ante el fiscal Rodolfo Moure, quien la citó para este miércoles a las 11.30, en la sede de la fiscalía descentralizada de Miramar, ubicada en la intersección de las calles 20 y 15, precisaron los voceros.

Los voceros también señalaron que de las audiencia participarán los abogados de las partes.

Alejandro Borawski, abogado defensor del acusado Julián Ramón, confirmó que concurrirá a la declaración.

«Fuimos notificados en viernes último sobre la medida.

Realmente no sabemos de qué se trata, pero estamos tranquilos porque no hay nada nuevo en el caso», dijo el letrado.

«De nuestra parte estamos en plena producción de pruebas.

Veremos lo que pasa», agregó el Borawski.

El abogado sostuvo que «la justicia encuentra contra mi cliente una sola prueba, una huella digital, y es porque la noche anterior al crimen, él estuvo en esa casa durante los festejos del cumpleaños de la víctima y él movió el televisor de 14 pulgadas de un lugar a otro en la casa».

El niño Gastón Bustamante (11) fue asesinado en la mañana del 21 de noviembre pasado, en su casa de calle 27 entre 46 y 48, de Miramar, donde se hallaba solo, ya que su madre había salido a realizar unas compras.

Según los investigadores, en ese momento ingresó un hombre aparentemente con fines de robo y fue descubierto por el niño.

Ante esa situación, el atacante atacó al chico a golpes y lo estranguló con una media.

Como consecuencia del crimen, los familiares, amigos y conocidos de los Bustamante realizaron una marcha por la ciudad de Miramar que finalizó con incidentes frente a la comisaría y la Municipalidad local.

Unos días después, el 6 de diciembre, Ramón fue detenido en su casa de Miramar ante la sorpresa de todos los vecinos que venían efectuando las marchas para el esclarecimiento del caso.

Los investigadores a cargo del fiscal Moure creen que el detenido pudo haber asesinado al niño porque lo sorprendió cuando entró a robar una suma de dinero en efectivo para un plazo fijo que había en la casa, y que su novia tenía que depositar esa mañana.

Actualmente Ramón, cumple prisión preventiva con arresto domiciliario en una casa del barrio 180, al norte de Mar del Plata, donde sólo está acompañado por quienes resultan ser garantes, los padres y el dueño del inmueble.

Los padres de la víctima aseguraron en su testimonio que Ramón «en ningún momento tocó el televisor esa noche» por lo tanto esa diferencia de los relatos fue también utilizada por el fiscal para pedir la prisión preventiva.

Fuente: Diario Hoy

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments