“Era hora de matar o morir”, declaró ante la Justicia.
Fernando Blanco (40) fue conducido hasta la comisaría tercera, donde será sometido a una revisión médica y luego quedará en libertad. Había quedado preso tras matar a puñaladas a uno de los dos delincuentes que quisieron robarle.

La Justicia ordenó liberar esta tarde al comerciante que ayer mató a puñaladas a uno de los dos delincuentes que lo asaltaron en un edificio de la zona de Tribunales, informó esta tarde su abogado, Gonzalo Romero Victorica.

El hombre, identificado como Fernando Blanco (40) fue conducido hasta la comisaría tercera, donde será sometido a una revisión médica y luego quedará en libertad, agregó el letrado en la puerta del Palacio de Tribunales porteño.
El hecho ocurrió pasadas las 9 del jueves 16 en el sexto piso de un edificio situado en la calle Talcahuano 178, a sólo tres cuadras del Palacio de Tribunales, donde tiene su oficina comercial Blanco, un joyero que se dedica a revender al por mayor bijouterie, alhajas y accesorios que importa.

El hombre y dos empleados fueron sorprendidos por dos delincuentes que, armados con cuchillo y aparentemente un arma de fuego, los esperaban escondidos en el pasillo, en el sector de las escaleras.

Ante esta situación, el joyero comenzó a forcejear con uno de los asaltantes, logró quitarle el arma blanca y lo apuñaló, mientras que el cómplice escapó del lugar por las escaleras
26noticias.com