Un joven de 19 años se encontraba hoy en grave estado internado en un hospital de Mendoza, luego de que le estallara un petardo en la boca, lo que le provocó desfiguración del rostro y lesiones en el esófago y un pulmón.

El hecho se produjo durante la madrugada de ayer en una vivienda de la localidad de San Martín, cuando Nelson Ezequiel Agüero manipulaba un petardo y, por causas aún no establecidas, se lo llevó a la boca ya encendido.

Como consecuencia del hecho, el muchacho sufrió estallido de rostro, factura total de mandíbula, pérdida de piezas dentales y daños en el esófago y uno de los pulmones, informó hoy el diario Los Andes.

El estallido en plena madrugada despertó al hermano de Agüero que, junto a unos tíos, lo asistió y llamó a una ambulancia, pero como consideraron que tardaba decidieron trasladarlo por sus propios medios al Hospital “Perrupato” de San Martín.

Ante la gravedad del cuadro, los médicos de ese centro de salud decidieron derivarlo al Hospital Central de la ciudad de Mendoza, donde fue rápidamente operado y se le practicó una traqueotomía.

El joven permanecía hoy en una sala de terapia intensiva con respiración asistida, aunque su condición era estable.

Además, estaba siendo sometido a estudios para determinar si sufrió lesiones neurológicas.

Durante la navidad pasada, un joven de 27 años murió en la provincia de Santa Fe a causa de un elemento pirotécnico conocido como tres tiros que le estalló en la boca, cuando quiso hacer una broma.

Fuente: Diario Hoy