Carta Abierta del Padre von Wernich En la que denuncia al jefe del servicio Penitenciario Federal por persecución religiosa

235
Compartir

¡¡¡ Sin Dios para todos !!!

Padre Chris­tián von Wernich

Como ex Cape­llán de la Poli­cía de la Pro­vin­cia de Bue­nos Aires, some­tido a un pro­ceso jurídico-político desde el año 2003, con­de­nado a Reclu­sión Per­pe­tua, con­fi­nado en el Penal de mediana Segu­ri­dad de Mar­cos Paz – Bue­nos Aires, de 74 años de edad, acom­pa­ñado por otros miem­bros de las FFAA, de Segu­ri­dad, Poli­cia­les y Peni­ten­cia­rias –muchos de ellos octogenarios-, por haber com­ba­tido al terro­rismo sub­ver­sivo mar­xista durante los años 1976 a 1983, hago saber a las Auto­ri­da­des de la Igle­sia Cató­lica, que aca­ba­mos de ser víc­ti­mas del más mise­ra­ble y ven­ga­tivo atro­pe­llo a la dig­ni­dad humana en su liber­tad reli­giosa garan­ti­zada por nues­tra Cons­ti­tu­ción Nacio­nal y los Dere­chos Huma­nos, al prohi­bir­nos el ingreso dia­rio a la Capi­lla del Penal a las 18 horas, para nues­tra “Hora Santa”, frente al San­tí­simo Sacra­mento expuesto y a la reunión de gru­pos de ora­ción con estu­dio de la Biblia y del Espí­ritu Santo, como lo venía­mos haciendo desde el año 2007, sin nin­gún tipo de pro­blema den­tro del mayor res­peto y recogimiento.

Padre Von Wer­nich, preso polí­tico de Argentina

Esta prohi­bi­ción, per­se­cu­to­ria a la Fe de los Cató­li­cos, es a con­se­cuen­cia de una falsa denun­cia anó­nima –no inves­ti­gada– valo­rada como verí­dica por parte del señor Direc­tor Nacio­nal del Ser­vi­cio Peni­ten­cia­rio Fede­ral y su Con­sejo Asesor.

Si el señor Direc­tor Nacio­nal hubiese inves­ti­gado ese anó­nimo que decía: “…von Wer­nich cele­bra misa en la capi­lla…”, se hubiese evi­tado tomar la irra­cio­nal medida que ordenó y que motiva esta noti­fi­ca­ción a Uste­des, seño­res Arzo­bis­pos y Obis­pos de Argen­tina. Pero al no inves­ti­gar –y obrar tal como lo hizo, en forma incon­sulta– está mani­fes­tando una ideo­lo­gía al Cris­tia­nismo que entre otras cosas dice: “… Dios, opio de los pueblos…”,es decir, la ideo­lo­gía comu­nista marxista.

Mi Obispo Dio­ce­sano dis­puso que en este Penal, donde estoy recluido, sola­mente cele­bre la Santa Misa en mi celda-calabozo y no en la Capi­lla. Así lo cum­plo. En la Capi­lla, durante la Misa cele­brada por los Cape­lla­nes, gene­ral­mente hago de “mona­gui­llo” o de “sacristán”,al pre­pa­rar el Altar. Tes­tigo de ello son todos los Cape­lla­nes y los Obis­pos que han cele­brado la Santa Misa para los Inter­nos y los “Pre­sos Polí­ti­cos” de los que formo parte.

Han estado muy mal ase­so­ra­das las Auto­ri­da­des del Ser­vi­cio Peni­ten­cia­rio Fede­ral, al prohi­bir actos reli­gio­sos a los Cató­li­cos y al tra­tar de con­ver­tir las capi­llas en depó­sito o pañol, como lo están haciendo en otros Penales.
Vic­tor Hor­tel (abra­zado a dos mujeres)

Jefe del Ser­vi­cio Peni­ten­cia­rio Federal.

En casa­miento de les­bia­nas en un penal

Ante la gra­ve­dad de los hechos que están ocu­rriendo, sugiero a los seño­res Arzo­bis­pos y Obis­pos que con­tem­plen la posi­bi­li­dad de una amplia inves­ti­ga­ción, que ponga en des­cu­bierto esta infame, dia­bó­lica e ideo­ló­gica per­se­cu­ción a la Fe y actos cul­tu­ra­les de los cató­li­cos, en el Penal de Mar­cos paz.

Esta falsa denun­cia que no fue inves­ti­gada para deter­mi­nar si era ver­da­dera o enga­ñosa, motivó un abrupto tras­lado de per­so­nal supe­rior y cela­do­res de nues­tro Pabe­llón a otros des­ti­nos, por el solo hecho de la “… misa del Cura von Wernich…”.

La cele­ri­dad de la medida con­tra la fe y la de los tras­la­dos del per­so­nal del Ser­vi­cio Ped­ni­ten­cia­rio Fede­ral afec­tado a nues­tro Pabe­llón no es nada, seme­jante a la desidia y el aban­dono del arre­glo –que desde hace más de 10meses se derrum­baba– del alambre-cerco peri­me­tral externo de este penal, que dice ser de “mediana seguridad”.

Para ir en con­tra de Dios y de los cató­li­cos, actua­ron en forma inme­diata, aun­que no sea real lo denun­ciado. Pero con­tra la inse­gu­ri­dad y el arre­glo del cerco peri­me­tral –que con­ti­núa en el piso– el arre­glo sigue “dor­mido” y sin solu­ción hasta la fecha.

Nos enco­men­da­mos a sus ora­cio­nes y pedi­mos a María de Luján, pro­teja nues­tra Patria para que no se haga reali­dad el “… Sin Dios para todos…”.

Mar­cos Paz, Enero de 2012.

Fuente: Ramos Generales

Autor: Christián von Wernich
Sacerdote – Preso Político

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments