Con Riquelme, pero sin el Nº 9, volvió el campeón

118
Compartir

Regresó al trabajo, Román se entrenó con el grupo después de casi tres meses y se espera por un centrodelantero: Silva o Ramírez; el plantel hoy viaja a Tandil

El descanso se terminó, pero los brillos de la última fiesta todavía se notan en el semblante del campeón. El retorno a la actividad lo embarca en una aventura que le deparará unas cuantas escalas que deberá protagonizar para llegar a destino con éxito: el próximo Clausura, la Copa Libertadores y la Copa Argentina.

1. Una tediosa novela por el goleador: el regreso al trabajo del plantel campeón estuvo marcado por la ausencia de refuerzos, pero, en especial, por la incertidumbre y las contramarchas por la contratación de un centrodelantero. Todos los días aparecen nuevos futbolistas en la carpeta de los dirigentes: ayer, fue Mauro Boselli.

De todas maneras, la carrera parece estar concentrada entre Santiago Silva y Rubén Ramírez. En realidad, la atención está depositada en el atacante uruguayo. Algunas versiones indican que estaría allanado el camino ante la AFA y que ahora deberán resolver toda la situación reglamentaria ante la FIFA. Mientras tanto, el representante de Silva, Pablo Betancourt, dijo: «Conociendo a Boca, no va a tener problemas. Si realmente lo quiere, llegará».

Incluso, el propio Falcioni reconoció que habló con todos los delanteros que se mencionaron que podían llegar a Boca: David Suazo [quedó descartado], Mauro Óbolo [fue contratado por Vélez], Silva, Ramírez y Boselli. «El presidente sabe mis gustos, ya le conté qué N° 9 quiero», dijo Falcioni.

Ayer, tras la presentación del nuevo sponsor del club (BBVA Francés) estuvieron reunidos el presidente, Daniel Angelici, y Falcioni. Allí, el dirigente le habría comentado que en los próximos días se cerrarían las gestiones por el N° 9. Son varios los rumores que circulan respecto a esta situación, y algunos aseguran que el desembarco de Ramírez está atado a lo que pase con Silva. Es decir, si lo del uruguayo no prospera, está todo acordado para que Ramírez sea jugador de Boca.

2. Las mejores señales de Riquelme: la imagen de Juan Román Riquelme dentro de Casa Amarilla trabajando con el resto de sus compañeros resultó la mejor noticia. Es que el capitán xeneize, tras su lesión frente a Belgrano, de Córdoba, en la Bombonera, no había vuelto a entrenarse con normalidad. Ayer se lo vio activo, de muy buen humor y enfocado en poder hacer la mejor pretemporada en Tandil con el resto del grupo.

El semblante del N° 10 xeneize mostró la buena energía con la que encaró esta nueva etapa. Incluso, en la presentación del nuevo sponsor se animó a hacer algunas bromas ante las cámaras. Primero con Schiavi [le ofreció una camiseta XXL], y después con Angelici [le sacó la camiseta al presidente para dársela a su hijo Agustín]. Incluso, cuando Riquelme posó para las fotos junto a Orion, Schiavi y Clemente Rodríguez, advirtió que Angelici se había quedado en segundo plano y lo invitó a sumarse junto a él.

3. Rumbo a Tandil, el búnker de siempre: la vuelta del plantel fue con 29 jugadores que trabajaron con el preparador físico Fernando Otero. La buena energía se respiró en Casa Amarilla, con una vibra similar a la que se advirtió en los últimos días de 2011 cuando Boca ya se había asegurado el título. Algunos hinchas en la tribuna se acercaron para saludar a los futbolistas y hasta un grupo de periodistas ucranianos entrevistaron a Clemente Rodríguez, que soltó algunas palabras en ruso y desató una ola de bromas.

Hoy el grupo volverá a entrenarse, y tras el religioso asado que acompañó al plantel campeón, viajará a Tandil para intensificar los trabajos de pretemporada. Algunas señas interesantes mostraron este reencuentro. Una de ellas es que Sebastián Battaglia se movió sin problemas y espera hacer una buena pretemporada para tener más participación en el equipo. Diferente es la situación de Jesús Méndez y Matías Giménez, que quedarían fuera de la nómina que viajará hoy a Tandil y se alojará en el hotel Amaike hasta el 21 de este mes. En el medio tomará como banco de pruebas el juego del martes 17 próximo ante San Lorenzo, en Mar del Plata. Y también se preparará para los superclásicos frente a River, que jugará el 25, en Chaco, y el 29, en Mendoza.

El campeón está de vuelta. Con Román enchufado, pero sin un goleador para ir por el doblete en el Clausura y el sueño de alzar la Libertadores.
SPONSOR EN COMÚN

Tras la práctica de Boca se realizó la presentación del nuevo sponsor: BBVA Francés. El acuerdo es por dos años con una opción de renovación por uno más, por 4.500.000 de dólares, segúntrascendió. Ayer también se presentó a BBVA Francés como sponsor de River. El vínculo será por tres años y por US$ 3.500.000, a partir del 1° de julio. El banco Francés, además, acordó la realización de 4 superclásicos, dos de ellos se jugarían a mitad de año y sin público visitante..

Fuente: La Nación

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments