Que el 2012 nos encuentre unidos, trabajando por la Justicia, la Concordia y la Paz. Por Luz García Hamilton

259
Compartir

En el último día del año, quiero llegar a cada uno de ustedes, a los que son mis amigos, a los que no lo son, a aquellos que me apoyan cada día, a los que opinan diferente pero que igual nos leen, para estrecharlos en un fuerte abrazo y desearles un 2012 con muchas bendiciones para sus familias y para esta querida Patria

Como cada año, uno suele hacer un balance del año que se va, y como una película hechos y situaciones comienzan a pasar por nuestras cabezas y nuestros corazones, despertando sentimientos encontrados sobre todo en lo que respecta a nuestras vidas, a nuestras familias a nuestros trabajos.

Ni que decirles todo lo que nos viene a la mente a los periodistas, que hemos visto y oído tanto, que hemos escuchado una y otra campana, que hemos sido testigos casi presenciales de numerosas situaciones que luego nos tocó analizar y comentar.

Ha sido un año particular para nuestra Argentina, donde una mayoría abrumadora re eligió a Cristina presidente y una minoría votó por una oposición dispersa y sin reacción. Sin duda que las dos elecciones nacionales (las de agosto y octubre) han sido a nivel político los hechos más importantes que marcarán sin duda nuestro futuro, por lo menos en los próximos cuatro años.

Pero hoy 31 de diciembre, no es tiempo de críticas ni de lamentos. No tenemos ganas, desde “Periodismo de Verdad” de llorar sobre la leche derramada aún cuando sabemos que ha habido hechos violentos, fuerte inflación, corrupción desmedida en algunos casos y una Justicia que no ha estado siempre acorde a las circunstancias.

Hoy, cuando termina el año, desde “Periodismo de Verdad” queremos decirles GRACIAS a todos.

A quienes nos leen cada día por que son la razón de nuestro esfuerzo y nuestro trabajo, sin ustedes, hacer periodismo no tendría ningún sentido.

A quienes nos auspician porque con su confianza hacen posible que Periodismo de Verdad, sin obtener ganancia alguna, pueda cubrir los costos que implica salir cada día, lo que de otro modo no podríamos afrontar.

A quienes colaboran con sus notas, porque enriquecen nuestra página y con la misma pasión que nosotros, defienden valores e informan con independencia y con la verdad.

A las 12 de la noche, desde este paraíso en el que me encuentro en los cerros tucumanos, prometo mirar al cielo y elevar una plegaria por todos ustedes pidiendo al Señor bendiciones para sus familias y para la Patria.

Queremos pedir especialmente por:

Los enfermos, para que el Señor les de templanza y los ayude a santificarse desde el sufrimiento.

Por los que no tienen trabajo, porque en un país rico como el nuestro, debemos crear fuentes de trabajo y en vez de dar subsidios (o además de darlos), enseñar a la gente a ganar el pan con el sudor de su frente porque eso es dignidad y así lo mandó Dios.

Por aquellos que están solos, para que puedan tener una familia o amigos que los acojan y reciban como verdaderos hermanos.

Por los presos políticos, porque muchos de ellos están cumpliendo condenas sin haber sido juzgados y otros varios han muerto en cautiverio, porque otros son ancianos y están muy enfermos, porque todos sienten que han cumplido con el deber de servir a la Patria y que para eso han sido formados, porque están convencidos que cumplieron un mandato de un gobierno constitucional y que han peleado en el marco de una guerra.

Por sus familias porque sólo quienes los conocemos sabemos de sus sufrimientos, de sus soledades, de la ingratitud y el olvido del que en muchos casos son víctimas y del esfuerzo que hacen para sobrevivir y llevar esperanza a sus maridos, a sus padres, a sus hijos.

Por los Jueces, que tienen a su cargo la difícil tarea de impartir Justicia. Para que el Señor los ilumine y los lleve siempre por el camino de la verdad. Que en 2012 la Justicia recupere el brillo y la credibilidad, que cada Juez se gane el respeto de todos a fuerza de ser absolutamente independiente.

Por los Defensores oficiales que tienen la valiosa pero tan ingrata tarea de defender a todos ellos, dejando en muchos casos la vida, como ha pasado este año con el doctor Alfredo Solari, un grande que defendía a miembros de la Armada, o como a otros que están enfermos como la mismísima doctora Amalina Assaf, valiente defensora tucumana….ellos ponen no sólo su experiencia y capacidad, horas de estudio en cada caso, sino también convicciones y coraje, pero nada alcanza para lograr sus objetivos en juicios que parecen con final cantado.

Por los familiares de víctimas, sean ellos civiles, militares o guerrilleros, para que el Señor les de consuelo y los ayude a perdonar. Para que la reconciliación sea posible y entonces sí, todos sus muertos, puedan descansar en paz. Que todos y cada uno pueda dejar de lado el rencor y en algunos casos la sed de revancha y puedan unirse desde el sufrimiento atroz de haber perdido a un ser querido en forma violenta e irracional. A ésta altura de las circunstancias creo que sólo la Fe en Dios puede ayudarlos y ayudarnos a todos como Nación.

Para que el Señor perdone a todos aquellos que se equivocaron en esa lucha de los 70, que ha dejado tendales de heridos y los conduzca para siempre por el camino de la paz.

También por las víctimas de la violencia actual, lejos de toda guerra, como la joven tucumana Paulina Lebbos, la maestra Betty Argañaraz o los últimos niños, Matías, Candela y Tomás que fueron asesinados vaya a saber por que en hechos totalmente aberrantes por sólo nombrar a algunos de ellos.

Para que en el 2012 cada argentino pueda tener trabajo, salud, educación, vivienda digna y por supuesto la posibilidad de alimentar a sus hijos correctamente.

Para que cada uno de nosotros podamos abrir nuestros corazones y ayudar a aquellos que más lo necesitan, brindándonos sin concesiones y poniendo desde el lugar en el que estemos un granito de arena, para que los argentinos todos vivan con dignidad.

Roguemos también para que entre los políticos prevalezcan los valores, se defienda la vida desde la concepción y la familia. Para que los principios sólidos que heredamos de nuestros mayores, como la lealtad, el compromiso, la verdad, el valor de la palabra, el interés en serio por el bien común, sean tenidos en cuenta y privilegiados a la hora de gobernar para todos.

Y pedimos también, porque es lo que debería hacer todo argentino de bien, más allá de sus simpatías o rechazos, por la salud de la Presidente. Que el Señor la ayude Cristina, a superar este duro trance. Como argentinos y como personas le deseamos una pronta recuperación.

Esta noche, les decía, miraré la luna desde el cerro y seguramente allí encontraré la mirada de cada uno de ustedes. No ha sido un año fácil para el país y temo que venga un año más complicado desde diferentes puntos de vista, pero daré gracias a Dios por tantas bendiciones (cada uno habrá tenido en su familia un nacimiento, un casamiento, un logro, una satisfacción, una alegría) y le pediré fuerzas para afrontar el futuro que hoy se avecina difícil. Pediré por ustedes y sus familias y pediré como dije al comienzo, por esta querida Argentina.

Nos despedimos amigos:

Hoy nos despedimos del año y de todos ustedes ya que el cansancio de esta época del año obliga a tomar vacaciones y la familia nos reclama. Es tiempo de dedicarse a ellos y disfrutarlos porqueson justamente ellos, lo más valioso que tenemos.

Pedimos disculpas por esta tregua, que de verdad necesitamos. Habrá que juntar fuerzas para si Dios quiere, arrancar otra vez en febrero próximo. De todas formas, quedamos como ustedes imaginarán, atentos a la realidad y a los hechos de cada día.

AMIGOS, JUNTO A NUESTRAS PLEGARIAS Y DESEOS SINCEROS DE UN 2012 UNIDOS PARA SEGUIR TRABAJANDO POR LA JUSTICIA, LA CONCORDIA Y LA PAZ, vaya esta canción de Pepe Vasquez para que entrelacemos nuestras manos y cantemos juntos.

Se va la luz, se esconde el sol

Pero siempre ha de brillar,

La antorcha que su fuego da

El calor de la amistad.

Amemos al amigo de hoy

Recordemos al de ayer,

Amigo que lejos esté

Siempre amigo ha de ser.

Adiós adiós, nunca quizás

Nos volvamos a encontrar,

Pero en la brisa volverá

Nuestro canto de amistad.

QUE DIOS LOS BENDIGA A TODOS. MUY FELIZ AÑO NUEVO

Fuente: Luz García Hamilton y el equipo de “Periodismo de Verdad”

luzgh@arnet.com.ar

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments