Cuello quedó más comprometido al encontrar ADN de Tomás en su auto

157
Compartir

Los investigadores estiman que en este vehículo el padrastro trasladó al niño a la zona rural de Lincoln donde apareció muerto.
Rastros de ADN del niño Tomás Santillán fueron encontrados en el vehículo que Adalberto Cuello presuntamente utilizó para trasladar al pequeño hasta una zona rural en la localidad de Lincoln, donde fue encontrado sin vida el pasado 17 de octubre.

Así lo indicó este viernes el fiscal de Junín, Javier Ochoaizpuro, en conferencia de prensa, y al exponer las principales pruebas que pesan sobre Cuello, ex pareja de la mamá de Tomás, y a quien ayer se le dictó la prisión preventiva por el crimen .

«Se encontraron rastro de ADN que corresponden a Santillán y Adalberto Cuello» en el Fiat Palio Weekend rojo, sostuvo Ochoaizpuro.

En ese sentido, indicó que rastros de ADN del pequeño de nueve años fueron encontrados en la manija de la puerta del lado del acompañante, mientras que los de Cuello aparecieron «en el volante del rodado».

«Con estos elementos entendemos que ya se encuentra plenamente comprobada la materialidad del hecho, como también la responsabilidad del imputado en virtud de todos los indicios que valoró el juez», agregó.

Por otra parte, Ochoaizpuro negó que pueda haber intervenido alguien más en el crimen: «está debidamente acreditado que la participación del imputado Cuello ha sido en forma personal sin ayuda o colaboración de tercera persona», concluyó.

Además, el fiscal consideró que «una vez que sean agregados estos resultados de pericias» al expediente, se empezará a trabajar en la «requisitoria de elevación a juicio en el menor tiempo posible».

Este jueves, el juez de garantías de Junín José Luccini dictó a pedido del fiscal la prisión preventiva de Cuello, quien fue detenido el 17 de octubre, el mismo día del hallazgo del cuerpo sin vida de Tomás.

El juez le imputó a Cuello el delito de «homicidio agravado por alevosía y ensañamiento», y además de no hacer lugar a planteos de nulidad de la defensa, también rechazó un pedido de «morigeración al arresto preventivo», por lo que seguirá detenido en la Unidad Penal 49 de la ciudad de Junín.

El pequeño Tomás fue visto por última vez el pasado 15 de noviembre, al salir del colegio y caminando en dirección a su casa, y tras dos días de búsqueda -que incluyó la participación de unos 400 policías- fue hallado sin vida en un descampado a las afueras de Lincoln.

Cuello fue pareja de la mamá de Tomás, y tras el crimen se conoció que la relación entre ambos no había terminado en buenos términos.

FUENTE: Noticias Argentinas

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments