Fue a pasar el fin de semana largo a Miramar, le robaron y lo balearon

139
Compartir

Cenaba con su mujer y amigos cuando tres ladrones entraron al chalé que alquilaba. Dos parejas que habían llegado para pasar el fin de semana largo en Miramar disfrutaban de la sobremesa cuando advirtieron los golpes en la puerta de la casa que alquilaban.

Tres delincuentes, con un adoquín, destrozaron la cerradura y consiguieron abrir.

Las parejas corrieron y se encerraron bajo llave en dos habitaciones . Entonces, como suele verse en las películas de acción, uno de los asaltantes le disparó al ojo de la cerradura. Además de abrir la puerta, el balazo hirió en la pierna a uno de los turistas. Después, enojado por las complicaciones, el mismo delincuentes le tiró al pecho .

Alejandro Becerra, de 39 años, se desplomó y los ladrones, rápidos, cargaron con celulares, una cámara digital, lo que hallaron a mano y algo de dinero. Luego escaparon . El hombre, que había llegado con sus amigos la noche anterior desde la Capital Federal, se encuentra fuera de peligro. Un disparo le dio en un fémur y el otro encontró orificio de salida a la altura del omóplato, sin herirlo de gravedad.

Todo pasó en un chalé a diez calles de la costa de Miramar, en la zona residencial del barrio Parquemar, a la 1.30 de la madrugada del viernes. “Como se les había complicado y dispararon –aunque en el barrio todavía hay algunas casas de verano desocupadas– los ladrones debieron escapar enseguida”, contó una fuente policial.

Advertida, la Policía detuvo a dos calles de la casa de Carabassa al 1600 a un menor de 17 años. Al ver el patrullero intentó escapar, pero fue alcanzado. No estaba armado y tampoco llevaba encima ninguno de los elementos que usaron los asaltantes: pasamontañas oscuros y guantes de trabajo de algodón ( “como tienen antecedentes, los usan para no dejar huellas: en ese caso los identificaríamos enseguida” , explicó la fuente policial).

Pero luego, en un allanamiento en su casa, los agentes encontraron un revólver calibre 38, guantes y varios pasamontañas.

La causa quedó en manos del fiscal de Responsabilidad Penal Juvenil Carlos María Russo, quien ayer dispuso tres allanamientos. En uno de ellos se detuvo a un joven de 24 años , presunto integrante y líder de la banda de asaltantes. Ya identificado, el tercer ladrón permanecía prófugo al cierre de esta edición . “Se desbarató a una banda –explicó a Clarín un agente de la DDI local– que venía asaltando propiedades en el misma barrio”.
clarin.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments