Queridos compañeros:
En el discurso de estatización Cristina dijo “que son los gremios junto con la ayuda que pueda dar el Estado los únicos que pueden salvar a Aerolíneas Argentinas”.
Personalmente manifesté a los medios de comunicación la esperanza que presuponía la designación de Mariano Recalde y su equipo joven de trabajo para conducir nuestra empresa.
En muchas ocasiones me han escuchado en reuniones informativas o Asambleas que más allá de los múltiples errores que a diario comete la actual conducción: hay que tener paciencia, que están aprendiendo, que ya van a corregir el rumbo, etc., etc. …
Convencido que el diálogo es una buena herramienta de transmitir ideas, siempre traté de dialogar.
A fin de no entorpecer una elección nacional, evitamos aumentar el elevado nivel de conflictividad al cual permanentemente nos empuja la conducción empresaria a los distintos gremios.
Aunque todos sabemos que esos conflictos “provocados” son funcionales a cubrir las pérdidas millonarias por mala administración.
No voy a entrar en detalles, sólo a modo de ejemplo puedo enunciar que dos B-737/200 que hace dos años que no vuelan están pagando leasing de miles de dólares mensuales por tenerlos en tierra.
No puedo dejar de preguntarme el porqué pagar dos años de alquiler por aviones que no vuelan. ¿Por qué comercializar horas de vuelo que son realmente imposibles de cumplir con los recursos disponibles? ¿Por qué echarle la culpa a las cenizas de pérdidas millonarias cuando el problema es la mala programación comercial?
Podría seguir preguntándome a mí mismo si éste es el proyecto del gobierno o si es el kiosquito de los nenes.
Resulta que el último capricho de estos chicos –a quienes les dieron para manejar la empresa de todos los Argentinos- es desprogramar flota.
Pretenden desprogramar nuestros 747 al tiempo que están tratando de recuperar aviones viejos tirados en el desierto con problemas de papeles, mantenimiento, peso, autonomía, etc…
Otra vez me pregunto por qué. ¿A quién le conviene desproteger la ruta a Madrid por alquilar fierros viejos?
Soberbios, arrogantes y provocadores buscan permanentemente el conflicto para poder culparnos.
No importa que volemos los días libres, que volemos en vacaciones, que nos rompamos el lomo para tapar su incompetencia e inoperancia.
Desleales y sin códigos, borrachos de impunidad intentan quitarnos las herramientas de laburo para avanzar con su kiosquito.
Personalmente reconozco haberme confiado en que si nosotros poníamos lo mejor de nosotros, el Estado nos iba a poner su mejor equipo de gestión.
Muchachos, con este rumbo la compañía es inviable, por más millones que gire el gobierno, esto va a fracasar. Otra vez comercializan más de lo que se puede volar en verano; y otra vez nos van a culpar.
Esperaba llegar a fin de año en paz, con armonía laboral, poniendo el lomo para ayudar a sacar a Aerolíneas adelante, pero cuando uno no quiere, dos no pueden.
Suelo pensar que la historia los va a juzgar, pero en realidad no creo que los condene, van a resultar inimputables. Nos esperan tiempos agitados, manténganse atentos.
Les mando un fraternal abrazo.

PABLO BIRO
Vicepresidente