“Fue una joda sana”

229
Compartir

Víctor Civarelli, DT de la Sexta, fue echado de Boca por darle un pico a un jugador. “Fue una pavada, no podemos andar a los besos con un chico. Me habían suspendido, pero me terminaron diciendo que me vaya”, dijo.

Las promesas entre DTs y jugadores suelen ser comunes en el fútbol. Motivación, los premios como camionetas, departamentos, electrodomésticos siempre están a la orden del día. Esta vez, el compromiso del entrenador fue más extraño: Víctor Civarelli, encargado de la Sexta División de Boca, le prometió un ‘pico’ a uno de los chicos si metía un gol. El pibe hizo el tanto y el entrenador, delante de todos, cumplió su promesa. Y Boca terminó echándolo.

El hecho ocurrió en Córdoba, en el partido en que Boca jugó contra Instituto como visitante. La Sexta goleó 7 a 2, y el chico en cuestión convirtió uno de los tantos. El problema es que, obviamente, el jugador es menor. Entonces, el club decidió pedirle al técnico que se vaya. Por lo pronto, Civarelli no dirigió en la última fecha, cuando la Sexta de Boca le ganó 4 a 2 a Sportivo Italiano.

“Fue una pavada, no podemos andar a los besos con un chico. Me habían suspendido, pero me terminaron diciendo que me vaya. Fue una joda sana”, dijo el entrenador. ¿Cómo seguirá esta historia?

Fuente: Olé

Print Friendly, PDF & Email

Comments