Luján: roban minimercado y amenazan de muerte a nene

106
Compartir

El asalto fue cometido por dos delincuentes, uno de ellos menor de edad. El chico de 8 años, quien se encontraba con su mamá, “está con atención psicológica”, aseguró la dueña del comercio.

Araceli, la dueña del minimercado asaltado, dijo a los medios que están “muy desprotegidos”.

Por la calidad en la atención al público, el minimercado “Ara” es de los más conocidos en Luján. Por, eso apenas enterados del violento asalto que padecieron sus propietarios, surgió de manera espontánea el apoyo con llamados y mensajes a través de la red social Facebook, donde el negocio tiene su espacio.

Es que delincuentes ingresaron al local, y en medio del atraco amenazaron con matar a un nene de 8 años, que se encontraba comprando con su madre. El mercadito tiene varios dispositivos para combatir la inseguridad, pero nada sirvió para evitar el dramático momento.

El episodio se registró en el local ubicado en la esquina de las calles 25 de Mayo y General Paz, y se extendió durante trece interminables minutos, donde los propietarios y varios clientes estuvieron a merced de dos delincuentes armados con armas de fuego, que amenazaron a todos, pero se ensañaron apuntando a la cabeza de un chiquito que estaba con su mamá.

Todo el suceso quedó registrado en las cámaras de seguridad que posee el local, que también instaló un sistema en el ingreso para controlar a los clientes no habituales. Este dispositivo permite que los comerciantes abran electrónicamente la puerta desde el interior.

Los sujetos, tras engañar a los propietarios, entraron al lugar y pidieron milanesas, pero casi de inmediato sacaron sus armas y empezaron a exigir las pertenencias de los presentes, fundamentalmente los teléfonos celulares. “Mientras les estaban despachando, miraban permanentemente para afuera como estudiando los movimientos. Y cuando vuelve la chica con las milanesas, uno saca el arma y le apunta”.

“El otro saca el arma, le apunta al nene, la mamá lo abraza (a su hijo) y le pide los celulares. Todos los que estaban acá le dieron los celulares. Ahí dejó de apuntarle al nene, dio la vuelta al mostrador, revisó la caja y la tiró buscando más plata. Y empezó a recorrer de lado a lado para ver qué más se podía se llevar. Como no pudo desenchufar el grabador y no había ningún objeto de valor, se llevaron la plata, los celulares y se fueron”, relató Araceli.

Tras la fuga de los sujetos, en el comercio brindaron a la policía una minuciosa descripción de los delincuentes. “Les dije hasta el punto que estaba tejida la bufanda: era de punto inglés”, contó la dueña. “Esta situación ya me tiene agotada. Así ni se puede vivir. Hoy no sos dueño de nada, ni de lo que tenés ni de lo que proyectas”, dijo la mujer, que contó detalles del caso.
Fuente: 26noticias.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments