El nene atropellado por un patrullero continúa “grave” pero “estable”

457
Compartir

A dos días del accidente, el nene de 12 años que fue embestido por un patrullero en Villa Caraza, se encuentra “compensado” dentro de la complejidad de su cuadro. Desde el hospital El Cruce, de Florencio Varela, indicaron que el chico “no requirió ningún tratamiento nuevo” y que esperan que en 72 horas se logre “diluir el hematoma”. En tanto, el jefe distrital de Lanús, Edgardo García, negó que el móvil policial haya ido a alta velocidad y señaló que “las balizas y sirenas estaban encendidas”. De todos modos, señaló que “el reporte del sistema de la patrulla está aportado a la fiscalía y a Asuntos Internos de la Policía para su investigación”.

El nene de 12 años que fue atropellado el martes por un móvil policial en Villa Caraza, continúa internado en terapia intensiva, en estado “grave” pero “estable” según informaron ayer desde el hospital El Cruce, de Florencio Varela. Desde la jefatura distrital de Lanús, afirmaron que “los efectivos policiales no fueron apartados de su cargo ya que se trató de una fatalidad”.

El accidente ocurrió el martes cerca de las 11, en la intersección de las calles Olazábal y Tagle, a unos 20 metros de cruzar las vías del ferrocarril de la localidad de Villa Caraza, en Lanús. El niño de 12 años, cuya identidad no trascendió por cuestiones judiciales, se dirigía a su escuela cuando ocurrió el impacto con el móvil policial.

Como consecuencia del accidente, el chico golpeó su cabeza contra el asfalto, lo que le provocó una “fisura en la base del cráneo” y un severo hematoma encefalocraneal.

Hasta el momento, el niño no fue intervenido quirúrgicamente y según consta en el parte médico de ayer, se encuentra internado en terapia intensiva pediátrica “en estado grave pero estable”.

“Pasó la noche compensado, sin haber requerido ningún tipo de tratamiento nuevo pero continúa con asistencia ventilatoria mecánica y con monitoreo de presión intracraneana”, afirmó el doctor Leonardo Busso, jefe de la UTIP del hospital El Cruce.

Además, desde el centro de salud indicaron que se espera que en las próximas 72 horas, se logre “desinflamar y diluir el hematoma”, que dentro de su estado, es lo más preocupante.

En tanto, sobre el accidente, el jefe distrital de Lanús, Edgardo García, detalló: “El patrullero pertenece a la comisaría de Villa Caraza. Estaba recorriendo la cuadricula, cuando escuchó una alerta proveniente de un móvil de Villa Diamante, que habían realizado una detención y que tenían inconvenientes en el lugar. El patrullero de Caraza acude al llamado y en el camino, el nene salió detrás de un colectivo y el conductor del móvil no logró maniobrar y lo embistió”.

Las primeras versiones del hecho habían señalado que el móvil policial “venía a muy alta velocidad” pero manifestaron que circulaba “con la sirena y las balizas encendidas”. Esta última información, fue confirmada por el jefe distrital pero aclaró que “el patrullero iba a escasa velocidad” por la zona.

“Tenemos el reporte del sistema del móvil que es como un GPS y ahí surge a qué velocidad iba y por qué calles se dirigía el patrullero. Todo este material está aportado a la fiscalía y a Asuntos Internos de la Policía para su investigación”, indicó. En el auto sólo iban dos efectivos, el chofer y un acompañante.

“Desde el primer momento hemos acompañando a la familia del niño. Los efectivos en principio lo llevaron al hospital Evita de Lanús, y posteriormente con un helicóptero de la Policía de la Provincia que tramitamos, fue trasladado al hospital de Florencio Varela, que es de mayor complejidad”, expresó García.

Asimismo, confirmó que “los efectivos policiales no fueron apartados de su cargo ya que se trató de una fatalidad” e informó que la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 16, de Lomas de Zamora, está a cargo de la investigación.

Fuente: InfoRegión

Print Friendly, PDF & Email

Comments