El curro de siempre: Show de las excepciones al límite de importaciones

136
Compartir

Listado de restricciones para asegurar un saldo comercial favorable pero, tal como ocurre siempre, el ‘curro’ estará en las resoluciones complementarias, para amigos, familiares y dadivosos. Ya comenzaron a publicarse en el Boletín Oficial.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Hoy comenzó a regir la Resolución 45 del Ministerio de Industria, que extiende el régimen de licencias no automáticas a la importación de productos a otros 200 ítems, que se agregan a los 400 ya incluidos en el listado de bienes cuyo ingreso al país está casi prohibido.

Es importante considerar que la restricción es porque la balanza comercial tiene saldo incierto si no se limitaran las compras al exterior. El ‘modelo’ está en crisis porque no consigue las inversiones necesarias para aumentar más las exportaciones que no sean productos primarios, commodities agrícolas.

No se quiere aceptar eso y, entonces, se habla de sustitución de importaciones, una berretada intelectual notable en estos tiempos del siglo 21.

La norma, firmada por la ministra Débora Giorgi, pero inspirada por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, provocó un debate entre los sectores beneficiados por la barrera que se pone a los productos importados, y quienes necesitan algunos de esos bienes como insumos para su propia producción.

La resolución incluye una variedad amplia de importados: metálicos, electrónicos de consumo, hilados y tejidos, autos de alta gama, moldes y matrices, vidrio, bicicletas y partes de bicicletas, entre otros.

Pero ya comenzó el show de las excepciones, algo habitual en estas cuestiones de la economía dirigida por funcionarios.

En el Boletín Oficial se publicó la Resolución 77/2011 del Comercio Exterior, titulada “Nomenclatura Común del Mercosur. Modificación.”

Es interesante el Considerando, antes de ir al listado de excepciones, porque ayuda a comprender la improvisación estatal:

“Que mediante la Resolución Nº 45 de fecha 14 de febrero de 2011 del MINISTERIO DE INDUSTRIA se efectuaron, entre otras cuestiones, ajustes en el universo de mercaderías alcanzadas por distintos regímenes correspondientes a Licencias No Automáticas de Importación.

Que se advierte la necesidad de efectuar modificaciones a la norma citada precedentemente.

Que, asimismo, corresponde unificar criterios en cuanto a los términos de emisión y validez respecto de las Constancias de Excepción establecidas en la citada Resolución Nº 45/11 del MINISTERIO DE INDUSTRIA y las consignadas por las Resoluciones Nros. 165 de fecha
15 de mayo de 2009 y 337 de fecha 21 de agosto de 2009, ambas del ex MINISTERIO DE PRODUCCION.

Que han tomado intervención los Servicios Jurídicos competentes en virtud de lo dispuesto por el Artículo 7, inciso d) de la Ley Nacional de Procedimientos Administrativos Nº 19.549.

Que la presente resolución se dicta en función de lo establecido en la Ley Nº 24.425, y en la
Ley de Ministerios (Texto ordenado por el Decreto Nº 438/92 y sus modificaciones).

Por ello, LA MINISTRA DE INDUSTRIA RESUELVE:

Artículo 1º — Elimínanse del Artículo 4º de la Resolución Nº 45 de fecha 14 de febrero de 2011 del MINISTERIO DE INDUSTRIA las mercaderías comprendidas en las posiciones arancelarias de la Nomenclatura Común del MERCOSUR (N.C.M.) que a continuación se detallan: (…)”.

2 fragmentos para compartir.

Sergio Dattilo en el diario Ámbito Financiero:

“(…) En sentido inverso, los importadores que no tienen terminales en el país están muy preocupados: no tendrán producto para vender. De hecho, varias firmas líderes del rubro ya anunciaron que participarán en el próximo Salón del Automóvil que se realiza en junio en La Rural. “¿Para qué vamos a montar un stand si no tendremos autos para vender?”, dijo un alto directivo de una de estas empresas.

Pero incluso dentro de los sectores más beneficiados hay posiciones encontradas respecto de la medida oficial: los fabricantes de telas e hilado están de fiesta porque sus principales competidores (las telas e hilados chinos) ya no ingresarán al país. Pero quienes elaboran indumentaria están que trinan: hay muchas telas -como algunos algodones que llegan desde Egipto, o el lino- que no se hacen en el mercado local y ahora no podrán importarse, dejando sin la posibilidad de hacer prendas de calidad con esas materias primas.

Otro caso que preocupa, aunque suene insólito, es el de los bulones y tornillos; obviamente, se trata de insumos clave para muchas industrias, y en el nuevo listado se agrega un par de tipos de bulones que deberán ser producidos en la Argentina. Lo que dicen quienes los usan es que esos tornillos argentinos, por escala de producción y por costos de fabricación, valdrán el doble y no necesariamente tendrán la misma calidad de los importados.

En lo que hace a los electrónicos, la resolución sólo viene a reforzar el beneficio otorgado a las armadoras locales radicadas en Tierra del Fuego, a través de un «impuesto al lujo» que se aplica desde hace dos años a todos los celulares, notebooks y otros «consumer products», y que hace casi inviable su competencia con los «kits» traídos desde Oriente y ensamblados en territorio fueguino. (…)”.

Natalia Donato en el diario El Cronista Comercial:

“Frente a las alertas planteadas por algunos sectores industriales respecto de las complicaciones que puede generar la ampliación de las licencias no automáticas a la importación, que comienzan a regir hoy, el Gobierno decidió sumar más productos a la lista de excepciones.

Fuentes empresarias precisaron que entre hoy y el viernes saldrá publicada una resolución en el Boletín Oficial mediante la cual se especificará que 12 posiciones arancelarias de bienes de la industria automotriz y metalmecánica se sumarán a los productos por lo que las empresas podrán tramitar mecanismos de excepción.

Se trata de una norma complementaria a la resolución 45, que amplió de 400 a 600 la lista de bienes que a partir de hoy sólo podrán ingresar al país luego de que el Gobierno les apruebe el permiso de importación, es decir, la licencia no automática. Están incluidos desde productos electrónicos de consumo, metalúrgicos, hilados y tejidos, autos de alta gama, moldes y matrices, vidrio, bicicletas y partes, entre otros.

El objetivo oficial es cuidar la fabricación nacional y evitar que el aluvión de importaciones deteriore aún más el superávit comercial, que el primer mes del año cayó 50% en comparación con el mismo período de 2010. El temor, no obstante, es que las restricciones en la oferta que puedan generarse por el freno al ingreso de mercadería del exterior produzca presiones sobre los precios. No sólo lo advierten los importadores, sino que el Gobierno ya alertó a más de 300 empresarios beneficiados por las licencias para que “no se hagan los pícaros”.

La sustitución de importaciones es uno de los principales objetivos del Gobierno con esta medida.
Desde hace tiempo, la ministra de Industria, Débora Giorgi, su secretario de Industria, Eduardo Bianchi, y el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, vienen reuniéndose con referentes de diversos sectores importadores para reclamarles que este año importen 20% menos que en 2010 y que, de lo contrario, deben presentar proyectos de ampliación de su producción y de sus exportaciones. En algunos casos, se trata de firmas que sólo se dedican a ingresar mercadería del exterior, como algunas automotrices que importan vehículos de alta gama, por ejemplo. El mensaje es claro: o comienzan a producir en el país o no podrán importar más.

“Desde el Estado nacional se aplica la administración del comercio como una forma de orientar la sustitución de importaciones, generar más producción y más trabajo en la Argentina”, afirmó Giorgi, quien recordó que la aplicación de medidas de defensa comercial contra la competencia desleal y el monitoreo del flujo de importaciones a través de las licencias permitió sostener y generar puestos de trabajo. (…)”.

Print Friendly, PDF & Email

Comments