Los pilotos de Aerolíneas pedirán en paritarias sueldos que podrían superar los 40 mil pesos

149
Compartir

Las negociaciones salariales de los gremios aeronáuticos comenzarían en el mes de abril. En línea con las declaraciones de Moyano, pedirán una recomposición que oscila entre el 25% y el 30%. Jorge Pérez Tamayo, presidente de APLA, no quiso informar cuál es el sueldo promedio de un piloto por temor a los “secuestros express”.
Los exorbitantes sueldos que reclaman los pilotos, que superan los 40 mil pesos y que podría llegar, en algunos casos, hasta los 70 mil pesos habrían generado el enojo de Cristina Kirchner, quien en su discurso de apertura de sesiones ordinarias del Congreso dijo que los gremios “no pueden someter de rehenes a los usuarios”.

“En el gremio de los técnicos tenemos cuatro categorías (A, B, C y D) y los sueldos varían

entre 8 y 15 mil pesos. Las azafatas cobran más o menos lo mismo que nosotros. Y los pilotos cobran más que eso. De hecho, un copiloto del avión más chico gana más que un técnico de categoría A”, reveló a LPO el secretario de Interior de la Asociación de Personal Técnico Aeronáutico (APTA), Víctor Cepeda.

Jorge Pérez Tamayo, líder de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) también conversó con LPO, y al ser consultado sobre los montos de los sueldos de los pilotos, dijo que no podía brindar esa información

“No te puedo dar cifras en pesos, porque cuando Marsans publicó los montos de los sueldos,

sufrimos tres secuestros express consecutivos. Así que sería absurdo dar cifras”, se justificó.

“Lo que sí te puedo decir es que en las compañías aéreas, los salarios tienen que representar alrededor del 15% del presupuesto de la compañía. Y en Aerolíneas Argentinas ese porcentaje es del 11,5%, por lo que estamos por debajo de la media”, explicó.

Pero la mayor parte de los gremios aeronáuticos acusa a Ricardo Cirielli, secretario general de la Asociación de Personal Técnico Aeronáutico (APTA), de haber sido el verdadero causante del “enojo” de la Presidenta, tras impulsar los últimos paros de los contraladores de tránsito aéreo.

El sindicato liderado por Pérez Tamayo, APLA, que cuenta con el apoyo de Aeronavegantes (AAA), Personal Aeronáutico (APA) y Jerárquicos (UPSA), lo culpa al Cirielli.

En diálogo con LPO, Cepeda denunció que Cirielli “tomó” el sindicato por la fuerza: “Tenemos una orden de un juez para recuperarlo. Somos ocho secretarios e integrantes de la comisión directiva que no reconocemos su autoridad. Pero él está avalado por De Vido”.

“De hecho, De Vido fue en helicópero hasta la quinta que tiene el sindicato en Merlo para comer un asado con Cirrielli. Ellos está atrás de un negocio, con Eurnekian y compañía”, manifestó.

El consejo directivo opositor consiguió la resolución de un juez, pero cuando quisieron recuperar el edificio del sindicato, encontraron que un grupo de “barrabravas de Chacarita estaba atrincherado”.

Según Cepeda, Cirielli impulsa la “argentinización” de la compañía desde que ocupó el cargo de subsecretario de Transporte Aerocomercial en el gobierno de Néstor Kirchner. Su idea consistía en venderla a empresarios locales.

“Y cuando se discutió el proyecto de estatización él seguía hablando de ‘argentinizar’. Nosotros creemos que él siempre supo que se trataba de un plan para darle la compañía a empresarios argentinos”, explica el secretario interno de APTA.

La teoría de los gremios es que Ciriella impulsa las medidas de fuerza de los controladores aéreos para causar malestar en el Gobierno y, así, justificar su decisión de incorporar a capitales privados nacionales.
Fuente: lapoliticaonline.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments