El chofer del blindado dijo que hubo un “entregador” y que todo fue “como una guerra”

122
Compartir

Luciano Ciancio fue una de las víctimas del intento de asalto en Garín. “Alguien nos entregó”, dijo. Temió que durante la terrible balacera que recibió el camión, los vidrios blindados no resistieran y mataran a todos.

El chofer del camión blindado del Banco Provincia víctima de un sangriento intento de asalto por parte de un grupo comando en la Panamericana aseguró que hubo un “entregador”, dijo que los delincuentes “tiraron a matar” y afirmó que vivió “cuatro minutos como una guerra”.

“Alguien nos entregó”, dijo el chofer del blindado, Luciano Ciancio, quien además contó que tenía una larga relación con los dos policías asesinados sobre la autopista Panamericano, quienes conducían los dos móviles policiales de escolta del camión, el martes pasado.

Ciancio temió que durante la terrible balacera que recibió el camión, los vidrios blindados no resistieran, y contó que tuvo miedo de que fueran “a matar a todos” los ocupantes, quienes resistieron a tiros la agresión de más de una docena de delincuentes.

Acerca de los asaltantes, no tuvo dudas en señalar: “tiraron a matar para (intentar) llevarse la plata”.

“En un momento pasa un auto negro por el costado derecho del camión tirando a matar. Adelante nuestro se asoma un auto negro con armas largas y empiezan a tirar apoyados en el mismo. Cuando reaccioné que había un auto gris cruzado en la Panamericana hago la maniobra que hago y me desvío”, recordó el chofer, en declaraciones a los medios.

“Fueron cuatro minutos como una guerra” que “parecieron una eternidad”, dijo el chofer, al mismo tiempo que para él los delincuentes “tiraban con mucha precisión a la velocidad a la que iban”, por lo que dedujo que era una banda profesional. Según dijo, los delincuentes “tiraban, tiraban y tiraban, a matar”, y cuando detuvo el camión, recordó que se “tiraron al piso para cubrirse”.

“Estoy convencido que el plan era matar y llevarse la plata”, aseguró el chofer. Ciancio valoró la actitud heroica del teniente Juan Chávez, quien a bordo del blindado y mientras recibían una balacera, llamó al 911 pidiendo ayuda.

“Fuimos héroes que aguantamos una balacera impresionante”, valoró Ciancio, quien contó que desde hace cinco años trabaja como conductor de blindados del Banco Provincia.

Para el chofer, en el hecho hubo “un entregador”: “tuvo que haber alguien” que dio el dato del dinero que se transportaba, el cual superaba los 20 millones de pesos.

Tras el hecho, el chofer dijo que estuvo “un día y medio sin dormir” y “de a ratos” se larga a llorar por el asesinato de sus dos compañeros.

“Esta semana estoy en Junín (la ciudad donde vive) con mi familia y la semana que viene quiero volver a trabajar, pero el camión no está en condiciones. Después veré, por ahí digo esto y después me subo al camión y me agarra un ataque de pánico”, concluyó en su relato el chofer.

Fuente: 26noticias

Print Friendly, PDF & Email

Comments