Borghi sufre por la fractura de Gaona Lugo

116
Compartir

Se confirmó que el paraguayo tiene una fractura en el tercio medio de la tibia izquierda y estará inactivo entre 3 y 6. El técnico espera por Battaglia, pero planea jugar con dos enganches.

Tacha de la lista Claudio Borghi. El técnico de Boca ya no podrá contar con el paraguayo Orlando Gaona Lugo. El delantero, apuesta ganada del entrenador como carrilero, se perderá lo que resta del Apertura. Esta tarde se confirmó la fractura de la tibia de la pierna izquierda del juvenil que fue titular ante Olimpo, que fue figura ante Lanús y que también tuvo un buen desempeño ante Tigre. El jugador se someterá a nuevos estudios que indicarán el tiempo de recuperación, que será entre 3 y 6 meses.

Con esta noticia, Borghi ya sabe que no podrá repetir los mismos once ante Huracán (el domingo, 16.10, en La Bombonera). Porque además de haber perdido a Gaona Lugo, el técnico de Boca tiene en duda a Sebastián Battaglia.

Si bien Battaglia trabajó diferenciado, se lo notó mucho mejor esta mañana de su esguince de tobillo durante los trabajos de velocidad en la cancha auxiliar. En caso de que no llegue en condiciones para jugar el domingo, su lugar lo ocupará Cristian Erbes, como probó por la tarde el DT en Casa Amarilla. En la práctica de fútbol vespertina, Borghi paró a Lucchetti; Medel, Caruzzo, Insaurralde; Jesús Méndez, Erbes, Matías Giménez; Cañete, Chávez; Palermo y Viatri. Estos once, a la espera de Battaglia, parecen ser los que saltarán a la cancha para recibir a Huracán.

Por la mañana, Borghi había dicho sobre el caso Gaona Lugo: “Si no está jugaremos con tres volantes”, aseguró el DT. Y agregó: “Marin está lesionado y no está Clemente, así que por derecha no tenemos alternativa. Es posible que entren los dos, Cañete y Chávez”. Entonces, Boca pasará a jugar con un 3-3-2-2, con dos enganches en Cañete y el Pochi y un medio con un cinco bien marcado (Battaglia o Erbes), con Méndez inclinado hacia la derecha, pero con obligaciones para la marca y la recuperación en el medio, y Matías Giménez como carrilero por izquierda.

Fuente: Clarín

Print Friendly, PDF & Email

Comments