La soja en Rosario ganó casi 4% y marcó un nuevo máximo en 20 meses

123
Compartir

La tonelada alcanzó los $ 1.140 en la plaza local, el valor máximo desde febrero de 2008. Alertan sobre condiciones climáticas que restringirían la producción en el país.
Las cotizaciones de la soja siguen avanzando de la mano de los temores a stocks muy ajustados y problemas climáticos en las futuras cosechas de Brasil y la Argentina. Así, la soja en Chicago operó al límite de subas por tercera jornada consecutiva, tocó los u$s 435 la tonelada y terminó luego a u$s 432,8 por la misma cantidad, diez dólares por encima del cierre previo y con un nuevo récord de los últimos 16 meses.

El contagio en las plazas locales no tardó en llegar. Apenas iniciada la rueda, las ofertas por la soja disponible mejoraron los $ 1.100 la tonelada y cerraron la jornada casi 4% por encima de ese valor, a $ 1.140, el máximo precio en pesos para la oleaginosa desde principios de febrero de 2008. La Bolsa de Comercio rosarina informó que se relevaron negocios por 10.000 toneladas a esos precios. Por fuera del recinto, en tanto, se escucharon ofertas por $ 1.155 la tonelada de oleaginosa.

Las operaciones de la cosecha nueva también fueron alcanzadas por el impulso alcista externo. Mientras el contrato a noviembre en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) operó cerca del límite de subas permitido y se posicionó apenas por debajo de los u$s 300 la tonelada, la posición mayo ’11 ganó 1,63% hasta u$s 286,6 la tonelada, que si bien todavía está lejos de los valores que ese contrato marcaba en los días previos a la resolución 125 (cuando superó los u$s 315), ganó en un mes 15% y aparece como fuerte incentivo para la siembra de la oleaginosa que arrancó por estos días en las zonas marginales. A esos precios, se relevaron negocios en torno a las 15.000 toneladas.

Las subas externas, que tibiamente se mantenían anoche en la rueda continua, siguen respondiendo a los fundamentals de las materias primas: oferta más ajustada de los previsto por analistas en las últimas semanas, preocupación por los stocks finales que tendrá Estados Unidos dada la caída de producción prevista, que para algunos analistas será mayor a la informada en septiembre por el Departamento de Agricultura (Usda). A eso se suman los temores por condiciones climáticas secas, por el efecto La Niña, que pueden afectar los rindes y producción total en Brasil y la Argentina en los próximos meses. En el caso de las zonas productivas brasileñas se prevé que esta semana la falta de lluvia ralentice la siembra de la oleaginosa, lo que podría derivar en menor área sembrada y, si continúan las condiciones secas diezmar la producción total, como sucedió a principios de 2009 también en la Argentina.

Defienden el glifosato

En tanto, el Movimiento de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA), defendió ayer el uso de glifosato en la producción de granos, en una exposición realizada en el edificio anexo de la Cámara de Diputados. “La carga toxicológica asociada a la producción de granos es actualmente mucho menor que la que se tenía en la década de los ochenta”, dijo el coordinador general del Movimiento CREA, Belisario Álvarez de Toledo, ante los legisladores.

El uso del glifosato en la producción agrícola es cuestionado por movimientos ambientalistas y seguido de cerca por legislaturas provinciales. Santa Fe, emitió una ley provincial que prohibe su empleo cerca de centros urbanos.
Fuente: cronista.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments