Inicio Grales. Bajó el consumo de tabaco pero creció el sedentarismo en el país

Bajó el consumo de tabaco pero creció el sedentarismo en el país

Compartir

Un estudio sobre 35 mil personas de todo el país encontró que disminuyó el consumo de tabaco y aumentó la obesidad y el sedentarismo respecto al 2005, informó hoy el ministerio de Salud.

Los datos fueron obtenidos de una muestra nacional desarrollada conjuntamente por la cartera sanitaria, a través de la Dirección de Promoción de la Salud y Enfermedades Crónicas No Transmisibles, y el INDEC, que relevó 35 mil personas mayores de 18 años en ciudades de más de 5 mil habitantes.

El estudio reportó el incremento del acceso a los servicios de salud, evidenciado en el número creciente de controles de presión arterial, colesterol, glucemia, mamografías y papanicolaou.

La alimentación de la mayoría de la población es poco saludable, si se considera que sólo el 4,8 por ciento de la población ingiere una porción de frutas y verduras diaria y que el 25,4% agrega sal a las comidas.

Los resultados fueron divulgados hoy por el Secretario de Políticas, Regulación e Institutos, Gabriel Yedlin, en el II Encuentro Nacional de Vigilancia, Prevención y Control de Enfermedades Crónicas No transmisibles.

El estudio denominado “Segunda Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR)” -que tienen incidencia en el desarrollo de afecciones crónicas como diabetes, obesidad, enfermedades cardiovasculares y algunos cánceres- utilizó la misma metodología que en 2005, lo que permite comparar los datos obtenidos con la situación anterior.

La encuesta reveló que el consumo de tabaco disminuyó y la exposición al humo de tabaco ajeno también, aunque se incrementaron la obesidad y la inactividad física de los argentinos.

El muestreo sirve a una estrategia de trabajo que es impulsada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Ministerio de Salud para promover “estilos de vida saludables”, dijo Yedlín según un comunicado distribuido por el ministerio.

La política hace hincapié en que la gente haga más actividad física; no fume; tenga menos exposición al humo del tabaco; se alimente saludablemente, consumiendo más frutas y verduras y menos sal.

Con esas medidas, “podríamos prevenir el 40% del cáncer de pulmón y de laringe si no se fuma; de colon, a partir de la alimentación y se aumenta la actividad física; y de piel si se evita la exposición de los chicos al sol”, enfatizó Yedlín.

El funcionario afirmó que el incremento de la cantidad de obesos, de más de un punto por año, deben ser entendido “en el contexto de la epidemia mundial de sedentarismo y obesidad”, vinculado tanto a factores de índole cultural como al escaso consumo de fruta y verdura.

La encuesta reveló que el consumo de tabaco se redujo de casi 30% en 2005 al 27% en 2009, en tanto, la exposición al humo de tabaco ajeno disminuyó desde el 52% al 40%, especialmente en provincias donde rigen leyes de ambientes libres de humo.

Respecto a la mayor cobertura sanitaria, aparece que una mayor proporción de la población adulta -81%- se controló la presión arterial en los últimos dos años, de los cuales un 35,4% manifestó haber tenido presión arterial elevada.

El control del colesterol abarca al 76% de varones mayores de 35 años y mujeres mayores de 45 años encuestados, de los cuales el 29% dijo tener colesterol alto; la prevalencia de diabetes se incrementó en 9,6%.
La inactividad física se muestra en aumento: un 46% se declaró sedentario en 2005, en tanto un 55% lo hizo en 2009.

El 53% de la población tiene sobrepeso y obesidad, sin verificarse cambio en la prevalencia de sobrepeso, que es de 35%.

Respecto a los hábitos alimentarios, el muestreo indica que sólo el 5% de las personas consume diariamente 5 porciones de frutas y verduras, en tanto que el 25% agrega siempre sal a las comidas.

Fuente: Telam

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments