La indignación del marido de Carolina Píparo: “Por dos mangos se llevaron la vida de mi hijo”

294
Compartir

El esposo de la mujer baleada en una “salidera” bancaria que terminó perdiendo a su hijo Isidro, mostró su indignación por el accionar de las autoridades y dijo que “son todos un eslabón de la misma cadena” dijo entrte otras cosas.

El marido de Carolina Píparo hizo estas declaraciones a un canal de televisión de Buenos Aires al cabo de una jornada en la que los diputados nacionales no se pusieron de acuerdo para sesionar y tratar temas vinculados a la seguridad, entre ellos un proyecto específico sobre la modalidad de las “salideras” bancarias.

“Son todos un eslabón de la misma cadena. Lo mismo de siempre: cuando tienen que salir en televisión aparecen todos bronceados con los equipos de maquilladores, pero cuando hay que trabajar no pasa nada”, arremetió Juan Ignacio, visiblemente indignado.

Mientras tanto, el acusado de ser el jefe de la banda que asaltó y baleó a Carolina se negó a declarar este miércoles ante el fiscal de la causa.

Carlos Jordán Pérez, sindicado como el organizador y encargado de la logística del grupo delictivo, se presentó ante el fiscal Marcelo Romero, para la indagatoria que él mismo había pedido, pero aparentemente cambió de idea e hizo uso de su derecho de no declarar.

Jordán Pérez, de 45 años, era, para la investigación que instruye el fiscal, el encargado de impartir las órdenes dentro de la banda, de acuerdo con el pedido de procesamiento y prisión preventiva que lo tiene como objeto.

Tanto para él como para los otros seis detenidos por el caso, el fiscal elevó esta semana al juez de Garantías César Melazo un pedido para que se les dicte el procesamiento con prisión preventiva.

Romero pidió la misma medida para Luciano López, de 19 años; Carlos Moreno, de 19; Carlos Burgos, de 18; Juan Manuel Calvimonte, de 24; Miguel “Pimienta” Silva, de 42 y Augusto Claramonte, de 44.

Para el fiscal, Jordán Pérez fue el encargado de ordenar los movimientos de la banda que asaltó a Píparo, además de proveer los vehículos y quien recibió la información sobre la “marcación” de
la víctima en el momento en que retiraba los diez mil dólares y 13 mil pesos de la sucursal platense del Banco Santander Río el 29 de agosto pasado.

Durante la salidera, Píparo fue baleada en el pecho y tuvo que ser sometida a una cesárea de urgencia en la que le extrajeron a su bebé Isidro, el cual murió siete días más tarde a causa del trauma fetal que sufrió durante el ataque.

En tanto, la mujer, luego de permanecer en estado crítico durante un mes, había experimentado una notable mejoría a comienzos de esta semana, por lo que le retiraron el respirador artificial.

Fuente: 26noticias

Print Friendly, PDF & Email

Comments