Carolina Píparo ya sabe de la muerte de su bebé

349
Compartir

Pidieron prisión preventiva para los imputados del crimen. Carolina Píparo, la mujer que fue baleada en una salidera bancaria en La Plata cuando estaba embarazada, ya está lúcida y respira por sus propios medios. Ya no tiene fiebre y podría ser trasladada a una sala común. Los profesionales le confirmaron la muerte de su bebé y apuntan a las tareas psicológicas.

El estado de Carolina tuvo una considerable mejoría, puesto que “hace tres días que respira por sus propios medios, le quitaron los sedantes y hace 48 horas que está lúcida”, informó el último parte médico.

Píparo “no tiene fiebre y se encuentra en una sala de terapia intermedia” del hospital San Roque de Gonnet. Podrían pasarla a una sala común durante esta semana.

Los familiares no quisieron revelar la noticia de que le habían sacado el respirador para no crear falsas expectativas, ya que en el pasado tuvieron que volver a conectarla luego de una mejora temporaria.

En tanto, el fiscal Marcelo Romero pidió esta mañana la prisión preventiva para los siete acusados de participar en la salidera bancaria en la que Carolina Píparo y su bebe Isidro fueron baleados. Lo hizo ante el juez de garantías platense César Melazo. Los imputados serán procesados por robo calificado, asociación ilícita y homicidio.

Los detenidos son: Luciano López (19); Carlos Burgos (18), que habría sido el que disparó contra Carolina; Juan Manuel Calvimonte (24); Miguel “Pimienta” Silva (42); Carlos Juárez (45); Carlos Moreno (19) y Augusto Claramonte (44).

También están procesadas por encubrimiento agravado dos mujeres que obtuvieron el beneficio de la excarcelación. Son Jennifer López Leguina y Stella Maris Grizzia.

“Pimienta” Silva reconoció ante el fiscal que “marcó” a Carolina Píparo dentro del banco. Por su parte, López confesó que era el que conducía la moto en el momento del robo. Dijo que Moreno fue el que disparó contra la embarazada y desvinculó a Burgos del hecho.

Esta semana habrá un careo entre López y Calvimonte y el próximo 11 de septiembre se llevará a cabo la reconstrucción del hecho, del que participarán la mama de Carolina y una pareja que fue testigo del robo.

Carolina, embarazada de casi nueve meses, fue interceptada junto a su madre, el 29 de julio, al salir de una sucursal del Banco Santander Río en La Plata. Había ido a hacer una extracción de dinero cuyo trámite había iniciado el día anterior.

Cuando llegaba a la casa fue asaltada, golpeada y recibió un balazo. Tras ser hospitalizada, los médicos le realizaron una cesárea, pero su hijo murió una semana después.

Fuente: losandes.com.ar

Print Friendly, PDF & Email

Comments